De esta manera se quiere acercar esta prueba, de gran relevancia preventiva, a las localidades que están más alejadas de los puntos fijos de realización de la misma. Todo ello incluido dentro del Programa castellano y leonés de detección precoz del cáncer de mama.

El Consejo de Gobierno ha autorizado hoy la inversión de 444.600 euros para la contratación del servicio de unidad móvil para la realización de exploraciones de mamografía durante el periodo 2021-2023. El acuerdo incluye la realización de 9.000 de estas pruebas al año en las zonas de la Comunidad consideradas de difícil acceso o que estén alejadas de las unidades mamográficas fijas.

Esta medida está incluida dentro del Programa de detección precoz del cáncer de mama de Castilla y León y su objetivo es facilitar la accesibilidad a esta prestación asistencial a las pacientes de zonas periféricas que no están referenciadas a un mamógrafo fijo, garantizando así la prestación de este servicio preventivo de toda la población.

La detección precoz del cáncer de mama a través de estudios mamográficos es un servicio que forma parte de los programas de cribado preventivos que el sistema público de salud de Castilla y León ofrece, en este caso, a las mujeres de entre 45 y 69 años de edad. El objetivo de este programa, voluntario y gratuito para sus participantes, es detectar lo antes posible procesos oncológicos mamarios, ya que en al menos un 80 % la detección precoz conlleva el éxito frente a este tipo de cánceres que llegan a afectar a una de cada diez mujeres. Para ello, la mamografía es la mejor prueba diagnóstica, pudiendo llegar a detectar entre el 90 % y el 95 % de los tumores, aun siendo estos muy pequeños.

En Castilla y León, la población diana potencialmente beneficiaria de este cribado se sitúa en torno a unas 390.000 mujeres, participando en el mismo en torno al 55 % de las mismas, que se someten a la prueba en alguna de las 18 unidades mamográficas de la Comunidad. Estas se reparten del siguiente modo por la Comunidad: una en cada una de las once áreas de salud castellanas y leonesas; seis en las localidades de Benavente (Zamora), Cervera de Pisuerga (Palencia), Medina del Campo (Valladolid), Aranda de Duero (Burgos), Miranda de Ebro (Burgos) y Villarcayo (Burgos); y la mencionada unidad móvil.

En 2019 se realizaron un total de 123.932 mamografías, observándose una tendencia creciente en la demanda de los últimos años, lo que indica que cada vez hay una mayor concienciación sobre la importancia de la prevención.

La Unidad móvil actúa en un total de 43 Zonas Básicas de Salud (ZBS) o localidades periféricas de las provincias de Ávila, Burgos, León, Salamanca y Zamora. Y a sus servicios puede acceder una población potencial de 25.448 mujeres de entre 45 y 69 años.

Impactos: 3