– La campaña de riesgos invernales, que se desarrolla desde el 1 de noviembre de 2020 al 30 de abril de 2021, moviliza personal y medios materiales de todas las administraciones y miles de profesionales y voluntarios de protección civil.

– El delegado territorial de la Junta en León, Juan Martínez Majo, ha señalado que “la coordinación entre todos los agentes implicados es absolutamente fundamental y esencial”.

El delegado territorial de la Junta, Juan Martínez Majo, ha presidido de manera online la reunión entre administraciones que tiene como objetivo coordinar el dispositivo de prevención y actuación integral diseñado ante cualquier contingencia derivada de fenómenos meteorológicos invernales con el fin de garantizar la seguridad de los ciudadanos.

En dicho encuentro, han estado también presentes la secretaria territorial de la Junta, Ana María López; varios jefes de los servicios territoriales de la Junta de Castilla y León implicados; el subdelegado del Gobierno, Faustino Sánchez; el diputado de Fomento, Luis Alberto Arias; la alcaldesa de San Andrés del Rabanedo, Camino Cabañas; el concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Ponferrada, José Antonio Cartón; el Teniente Coronel de la UME, José Alberto Barja; y el segundo inspector jefe de la Policía Local, Jesús Clausín.

Todos los participantes han resaltado el trabajo de planificación y coordinación del operativo realizado en León, donde intervienen todas las administraciones públicas. Así, en la reunión cada uno de los presentes ha expuesto los medios materiales y humanos con los que cuenta su departamento y que pondrá a disposición del ciudadano en caso de ser necesario. En este sentido, el delegado territorial de la Junta en León, Juan Martínez Majo, ha señalado que “la coordinación entre todos los agentes implicados es absolutamente fundamental y esencial para dar una respuesta al ciudadano adecuada”.

En concreto, el servicio territorial de Fomento cuenta con 150 efectivos, 62 vehículos, 30 de los cuales son quitanieves y fresadoras, y 28 almacenes de fundentes. Medio Ambiente pone a disposición, además del Centro Provincial de Mando, 16 auto-bombas y 169 agentes ambientales entre el 1 de noviembre y 31 de marzo; y el helicóptero de la base de Cueto. Por su parte, la Agencia de Protección Civil dispone de un helicóptero de rescate, la Unidad de Apoyo Logístico en Emergencias y dos efectivos en León con vehículo todoterreno.

Cabe recordar que existe un protocolo de actuación perfectamente definido, tanto a nivel provincial como autonómico, para las fases de prealerta y alerta, o de activación del Plan de Protección Civil de Castilla y León (PLANCAL), en sus distintos niveles garantizando la coordinación y colaboración en todos los ámbitos que pueden verse afectados, desde la atención sanitaria, al suministro de las empresas proveedoras de servicios básicos o la vialidad de las carreteras, y en la coordinación de todos los servicios de emergencias de las distintas administraciones de acuerdo a los planes de Protección Civil, dirigidos por la Junta de Castilla y León. Este año está activado desde el 16 de marzo con motivo de la declaración del primer estado de alarma ante la situación de emergencia sanitaria producida por la COVID-19.

En concreto, Martínez Majo ha repasado que los principales objetivos del PLANCAL son permitir el acceso a hospitales y centros de salud, a colegios y guarderías; permitir el acceso a personas que puedan requerir una asistencia inmediata (enfermos de hemodiálisis, emergencias sanitarias, accidentes de tráfico…); rescatar a personas aisladas en situación de peligro, facilitándoles alimentos y productos básicos; solucionar situaciones de grave riesgo para la población en instalaciones singulares, regular las situaciones de posible aglomeración de vehículos en tránsito, restablecer el acceso a poblaciones aisladas y servicios esenciales y restablecer los servicios de transporte escolar, transporte público.

El dispositivo cuenta también con la colaboración de las empresas de suministros y prestación de servicios básicos, como luz, agua, gas y combustible, telefonía, autopistas, transportes, etc. Todo ello bajo la coordinación del Centro de Emergencias de Castilla y León 1-1-2.

Cómo actuar y evitar situaciones de peligro

Como en años anteriores, la campaña de riesgos invernales está sustentada sobre cuatro pilares: la información, la colaboración ciudadana, la planificación y la actuación coordinada del operativo ante las situaciones de riesgo asociadas a los fenómenos meteorológicos adversos, en particular a las nevadas.

Además de tener todos los medios en alerta hasta el 30 de abril de 2021 para ofrecer respuesta inmediata, es fundamental que la población conozca cómo actuar y evitar situaciones de peligro. Para ello, la Junta pone a disposición del operativo invernal, y muy especialmente de los ciudadanos, las herramientas que permiten el acceso a la información de manera adecuada y con la antelación necesaria para adoptar las medidas de prevención más oportunas para los riesgos de las inclemencias invernales.

A través del portal de Emergencias 1-1-2 de la Junta de Castilla y León, se accede a la información meteorológica, con hasta diez días de previsión, para las 5.850 localidades de Castilla y León, así como a la información actualizada sobre el estado de las carreteras de la red viaria de Castilla y León y de las gestionadas por la Dirección General de Tráfico.

El ciudadano también puede consultar la información actualizada en las redes sociales de la Administración Autonómica, Twitter (@112cyl) y Facebook, que son accesibles desde la página web del 1-1-2. En ellas se proporciona información accesible sobre avisos de riesgos meteorológicos, declaraciones de alerta y recomendaciones para la población ante aquellos riesgos a los que tenga que hacer frente.

En este operativo desempeña un papel esencial la colaboración ciudadana, siendo fundamental la concienciación de la población en la necesidad de seguir los consejos y recomendaciones de autoprotección que se emiten ante las posibles situaciones de alerta, como ha recordado hoy Martínez Majo.

Incidentes registrados en la pasada campaña

La Agencia de Protección Civil, a través del 1-1-2, registró durante la campaña de Vialidad Invernal 2019-2020 un total de 391 incidentes, con 217 solicitudes de quitanieves o vertidos de sal en las carreteras y 138 vehículos atrapados. La provincia más afectada fue León, con 106 incidentes. En ninguna de las provincias hubo que proceder a rescate de personas.

La mayoría de los incidentes se registraron en carreteras y vías secundarias, en las que fue necesario el uso de cadenas en 1.031 kilómetros y se procedió a cortar 770 kilómetros. En las vías principales se requirieron cadenas en 508 kilómetros y fue necesario cortar 830 kilómetros de la red principal. En ambos casos, León fue la provincia más afectada.

Estas inclemencias afectaron a rutas escolares de las provincias de Ávila, León y Zamora, con un total de 2.863 alumnos que tuvieron que interrumpir su actividad, la gran mayoría también en la provincia de León.

En la campaña anterior, destaca la gran nevada caída a medidos de noviembre en la que se registraron bastantes incidencias por el corte de suministro eléctrico, desprendimiento de árboles y rutas de transporte escolar afectadas, por lo que hubo que activar el PLANCAL.

Impactos: 4