Desde UPL en el Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo, y a juzgar por cómo se están desarrollando las obras de permeabilidad en el municipio, queremos denunciar que mencionadas obras no solucionan las barreras que suponen las vías del tren  A la vista de cómo se están desarrollando a su paso por San Andrés del Rabanedo.

El nuevo vial que se anunció que uniría la rotonda 3 de Abril (inmediaciones del Hospital San Juan de Dios) con la rotonda 12 de Octubre (inmediaciones el Ayuntamiento) resultó ser mentira, ya no solo porque Adif ejecutará solo dos carriles, sino porque terminará a unos 150 metros de la rotonda del Ayuntamiento, en una carretera que es de la Junta de León y Castilla, que tiene un único carril por sentido y no tiene ni arcén ni aceras.  A pesar de que hemos pedido, a través de mociones, que se ejecuten los cuatro carriles y que se contemplen las obras de esos metros que faltan, lo cierto es que a día de hoy seguimos sin que haya proyecto, ni compromiso firme de que se vaya a realizar, encontrándonos con una obra que, tal como se está desarrollando, supondrá un cuello de botella.

En cuanto al resto de las obras de permeabilidad, estamos viendo el gran retraso que llevan. Sirva de ejemplo la reparación del ascensor de la calle Limonar de Cuba, que lleva sin funcionar más de un año. Cabe señalar que frente a ese ascensor se encuentra el Centro de Referencia Estatal de discapacidad y dependencia, y que el no funcionamiento del ascensor obliga a los usuarios de dicho centro a desplazarse por la calle Azorín, que tampoco tiene aceras, incrementando la peligrosidad de esos desplazamientos.

Si hablamos de los pasos inferiores de la Calle Príncipe, llevamos ya más de seis meses con ellos cortados, siendo esa calle la única que une el Barrio de la Sal con Trobajo del Camino.

Respecto a la pasarela peatonal de la zona de Miguélez, que se sustituirá por otra, dada el deterioro que presenta, también lleva muchísimo retraso, pues su derribo y posterior construcción depende de que la provisional que están realizando al lado de la calle Párroco Pablo Díez, junto al Lidl, esté concluida (y que además tendrá una inclinación que  no cumple con los requisitos de movilidad), todos hemos visto que ha tenido una ejecución a cámara lenta: un día se veía movimiento y luego estaba paralizado, y así hasta hoy.

Todo esto nos lleva a concluir que esto son parches que, como dijimos al principio, mantienen el municipio con las mismas divisiones arquitectónicas que antes, por lo tanto seguiremos insistiendo en pedir el soterramiento para nuestro municipio, y lo haremos utilizando todos los recursos a nuestro alcance, llevando enmiendas a los presupuestos generales del Estado, a través de quienes nos escuchan ya que ningún parlamentario de los que teóricamente nos representan se toma en serio estas peticiones, y esto lo decimos porque en los presupuestos del 2018 se presentó una enmienda pidiendo este soterramiento y el PP, el PSOE y Ciudadanos votaron en contra.

Desde UPL en San Andrés del Rabanedo no entendemos por qué siempre tenemos que ser los leoneses los que nos llevamos los recortes. Sabemos que hay obras en otras provincias que están siendo más costosas que lo podía suponer soterrar 900 metros más, y no pedimos que se quiten esas obras a esas provincias, pero nos preguntamos si nosotros no tenemos también derecho a que se invierta aquí. Tanto los gobiernos del PP como del PSOE, siempre nos han dado migajas, y nuestro partido reivindica un mejor trato.

Impactos: 11