El Plan de Choque firmado esta semana por el presidente de CECALE (Confederación de Organizaciones empresariales de Castilla y León), representantes de CCOO y UGT y el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, perpetúa un modelo en crisis basado en el sector servicios, especialmente hostelería y turismo.

Según IU, de los 82 millones de euros de este Plan, 21.400.000€ se destinarán a este sector castigado por la crisis: hostelería, turismo y comercio.

IU de León local considera necesario reforzar este sector, ya que la demanda ha caído drásticamente como consecuencia de las restricciones generadas por la crisis de la Covid-19, a fin de evitar la quiebra de un alto porcentaje de empresas vinculadas al mismo, especialmente PYMES y autónomos. “Ahora bien, es necesario que estas ayudas vayan de la mano de políticas públicas que además de reforzar  el sector durante esta crisis, propicie  un cambio en el modelo productivo, para la consecución de una estructura productiva de mayor valor añadido: de alta tecnología, electrónica, farmacéutica, industrias de transformación que den valor añadido a nuestras materias primas,  y otros, de alta cualificación de los trabajadores y trabajadoras; para lo que es necesaria una reindustrialización del país, y de León. Para IU, es fundamental un plan de choque comprometido con los aspectos sociales y la cohesión territorial, pero también con el crecimiento económico, para fomentar una recuperación económica justa y para la mayoría, haciendo especial hincapié en los territorios que, como León, se han llevado la peor parte de la crisis. “

Carmen Franganillo, coordinadora local explica que “Es básico fomentar un modelo de turismo fuerte y competitivo, basado en la cultura, el patrimonio, el turismo interior o de congresos y convenciones, que atraiga un mayor capital y sea más rentable que el turismo “low cost”, con bajo nivel de pernoctaciones; primando la calidad frente a la cantidad y evitando así la precariedad y estacionalidad del servicio, uno de los grandes problemas de los trabajadores y trabajadoras del sector servicios de León.”

Para IU, en estos momentos, nuestra clase trabajadora tiene pocas opciones de empleo, además del sector del ocio, lo que ha propiciado el éxodo de parte de nuestra población por falta de alternativas. Este sector, a pesar de su importancia, es altamente sensible a las fluctuaciones económicas, como se ha visto durante la crisis provocada por la pandemia, con lo cual, no podemos seguir dependiendo del mismo eternamente.

Para finalizar, Carmen Franganillo, coordinadora local de IU, considera que estas medidas son claramente insuficientes, ya que no se centran en una reindustrialización ni en aportar valor añadido sino en reproducir un modelo económico basado en un sector en crisis. 

Impactos: 4