El doctor Luis T. Gervás, especialista en Traumatología, explica que “cuando hay fracturas hay que esperar a que se consoliden antes de iniciar la rehabilitación” y, en los casos más graves, intervenir quirúrgicamente al lesionado dentro de un servicio que se ocupa, de manera gratuita y sin lista de espera, de todo lo necesario para que no tenga que hacer nada más que centrarse en su recuperación.

Ofrecer un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado, en el menor tiempo posible, es el objetivo prioritario de la Unidad de Accidentes de Tráfico del Hospital San Juan de Dios de León que atiende en hospitalización, de manera gratuita y sin lista de espera, a cerca de medio centenar de pacientes al año. Y lo hace gracias a la cobertura que proporciona el Seguro Obligatorio de Vehículos a Motor en virtud del convenio que mantiene la mayor parte de las compañías aseguradoras con Unespa, la patronal del sector.

De este modo, hasta 34 conductores, ocupantes, ciclistas y peatones ingresaron en el Hospital San Juan de Dios de León en 2019 tras elegirlo como centro de asistencia sanitaria (una decena en el primer semestre de 2020), independientemente de que tuvieran o no un seguro privado de salud y sin que tuvieran que asumir el coste de dicha asistencia. En 2018 fueron 44 y en 2017 un total de 69.

“La mayoría, ocho de cada diez, tienen lesiones leves. Muchas son contracturas derivadas de alcances por detrás“, precisa el doctor Luis T. Gervás en relación a unas colisiones que acaban dañando el cuello de quienes las sufren.

En este sentido, ante el latigazo cervical o una contusión lumbar el paciente es atendido de manera ambulatoria tras ser derivado por el servicio de Urgencias del propio Hospital o el Complejo Asistencial Universitario de León (CAULE). Así, 2019 cerró con 2.682 consultas y 9.918 sesiones de rehabilitación -972 y 3.515 en el primer semestre de 2020- frente a las 2.554 y 9.908 de un año antes.

En el marco del Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico, que se celebra este domingo, el doctor Gervás explica que en primer lugar se realiza una valoración, tanto médica como fisioterapéutica de la mano del doctor José Antonio Alcoba, para delimitar el alcance de las lesiones y planificar el tratamiento más adecuado para el paciente.

“Cuando hay fracturas hay que esperar a que se consoliden antes de iniciar la rehabilitación“, pone de relieve el especialista. Así, “las más frecuentes son de muñeca, húmero y clavícula“, señala sin olvidar que en ocasiones, sobre todo en atropellos, se producen fracturas más complejas como las de pelvis y las de tibia o peroné que llevan aparejadas intervenciones quirúrgicas. A este respecto, 2019 cerró con 17 operaciones , las mismas que un año antes, mientras que el primer semestre de 2020 se registraron once.

Atención integral

La Unidad de Accidentes de Tráfico del Hospital San Juan de Dios de León se ocupa –las 24 horas del día, los 365 días del año- de todo lo necesario para que el paciente no tenga que hacer nada más que recuperarse. Desde todas las pruebas diagnósticas necesarias (resonancia magnética, TAC, ecografía…) hasta los trámites administrativos ante las compañías aseguradoras. A este respecto abrió 507 expedientes en 2019 frente a los 773 de un año antes. En lo que va de año se han anotado 258.

Impactos: 11