El pavimento de esta vía, que soporta elevado tráfico de vehículos pesados, había llegado al fin de su vida útil y ha sido repuesto después de regularizar las deformaciones que presentaba

El tramo de 2,1 kilómetros de la carretera LE-7518 que une las localidades de San Millán de los Caballeros y Villademor de la Vega ha visto renovado su firme e incrementada la seguridad tras una inversión por parte de la Diputación de León de 141.764,20 euros. Esta semana, el diputado de Infraestructuras, Luis Alberto Arias, acompañado del diputado de zona, Marcelo Alonso, de los alcaldes de los dos municipios, de los técnicos de la institución provincial, de la dirección de obra y de los representantes de la empresa contratista, recepcionaba los trabajos en esta vía cuyo pavimento había llegado al fin de su vida útil debido al tráfico vehículos pesados que transita la misma.

Las obras han consistido en la aplicación de una capa de mezcla bituminosa en caliente sobre una capa de regularización donde era necesario absorber las deformaciones que existían en la carretera. Además, se constataba un estado deficiente en cuanto a las barreras de seguridad conforme a la normativa vigente, por lo que se ha procedido también a incrementar los tramos de barrera al tiempo que se han sustituido los que se encontraban en mal estado.

Vinculada a esta obra, se están ejecutando actualmente también trabajos de ensanche y mejora de trazado y firme en la carretera LE-7521, de San Millán de los Caballeros a la N-630. Este tramo soporta igualmente gran tráfico de vehículos pesados y presentaba un firme muy envejecido. Tiene una longitud de 1,2 kilómetros, de los que 330 metros pertenecen a la travesía de la localidad de San Millán, y el presupuesto de adjudicación asciende a 403.283,62 euros. Los trabajos consisten en el ensanche de la plataforma de los 5,5 metros de ancho que presentaba a siete, con dos carriles de tres metros cada uno y arcenes de medio metro por cada lado, pavimentados con mezcla bituminosa en caliente. Asimismo, el proyecto contempla la colocación de barrera de seguridad en la margen izquierda desde la intersección con la carretera nacional hasta la travesía dada la profundidad de la acequia que discurre paralela.

En la travesía, está previsto modificar la intersección que existía con las calles y se procede a la urbanización del entorno para evitar los riesgos derivados del intenso tráfico. Además, se está mejorando la capacidad de drenaje de la zona y habrá una renovación de toda la señalización.

Impactos: 2