Esta convocatoria mejora la ayuda concedida a los perceptores, que verán cubierto el 90% de la cuota de autónomos durante 24 meses frente al 80% que se había venido abonando hasta ahora

La Diputación de León ha procedido a ampliar el crédito del Plan de Emprendedores 2020 en 382.000 euros y alcanzar así los 782.000 euros que permitirán hacer llegar las ayudas a más de 250 beneficiarios de la provincia. Estas subvenciones se proponen apoyar el inicio de la actividad empresarial de los emprendedores del mundo rural. Esta convocatoria publicada el pasado mes de junio y ahora ampliada en cuantía recoge una mejora en la ayuda concedida, pues los perceptores verán cubierto el 90% de la cuota de autónomos durante 24 meses consecutivos en lugar del 80% como se había venido concediendo hasta ahora. Esta ampliación del crédito que ya ha sido publicada en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) había sido prevista en la redacción de las bases para garantizar la cobertura a todos aquellos que reunieran los requisitos por lo que, una vez analizadas las solicitudes, se ha cumplido con ese incremento.

La finalidad de estas subvenciones es promover la generación de empleo en el medio rural dando oportunidad a los jóvenes a poner en marcha sus proyectos de emprendimiento y contribuir, de este modo, a fijar población en los pueblos de la provincia y combatir la despoblación. Desde su puesta en marcha en el año 2013, esta línea de ayudas ha apoyado el inicio de la actividad de más de 1.200 trabajadores autónomos en cerca de 400 localidades de la provincia. De 2013 a 2016 la ayuda consistía en la subvención del 80% de la cuota de los 12 primeros meses de alta en el RETA. A partir de 2017 se elevó a 24 meses y, en la actual convocatoria, lo que se incrementa es el porcentaje, el 90% durante dos años.

A esta convocatoria podían concurrir las personas físicas que hayan iniciado la instalación de un proyecto empresarial, como titular o cotitular, entre el 1 de octubre de 2019 y el 30 de septiembre de 2020 siempre que tengan radicado el domicilio de la actividad y el fiscal en un municipio de la provincia de menos de 20.000 habitantes y que no se encuentren dentro de los tres años anteriores a la edad mínima de jubilación. De las solicitudes se valora el tamaño del municipio en el que el emprendedor desarrolla la actividad, puntuando más los más pequeños; la innovación del proyecto, dentro de la provincia o en la zona; la viabilidad del mismo; la inversión a realizar, y los empleos creados.

Impactos: 2