Izquierda Unida de León local se muestra preocupada por la situación de la comarca.

Izquierda Unida pide a la Junta, Diputación y al Ayuntamiento de León que destinen fondos urgentemente a ayudar a las familias. Según Carmen Franganillo, coordinadora local de IU, “Los datos de paro del tercer trimestre del año se saldaron con 8826 parados sólo en el municipio de León, a lo que hay que sumar los problemas que están sufriendo las personas que trabajan como autónomos, las PYMES, o las personas que están en ERTE, que no entran en cómputo en estas cifras. Todo ello, agravado por las circunstancias que está atravesando el sector servicios en el último trimestre del año, y que podrá llegar a cifras aún mayores en el primero del 2021, ya que muchas empresas esperarán a hacer el cómputo del año fiscal para decidir si echar el cierre definitivamente. A todo esto hay que sumar que muchas de las ayudas prometidas no llegan a la población, y que el exceso de burocracia o la tardanza de la administración en las tramitaciones hace este proceso lento en un momento complicado para la gente. Las ayudas que la Junta prometió para las personas en ERTE siguen sin llegar. UGT ya advirtió en agosto que en este sentido, La Junta «está incumpliendo el apartado 8 del acuerdo del 25 de marzo», en el que se firmó, entre otros, que se atenderían las ayudas de empresas inferiores a los 250 empleados, además del mínimo de 45 días de ERTE por causa de fuerza mayor con 90 días de tope máximo. ”

Para Izquierda Unida, “la única solución es aumentar las inversiones en el apartado social con el fin de paliar la situación. Para ello es fundamental que las entidades locales apliquen las medidas del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para frente al impacto económico y social del COVID-19: artículo, que permite que el superávit presupuestario de 2019  se utilice para financiar “gasto social”, en el marco de la regla especial del destino del superávit y de las IFS, con límite global de 300 M€. Así que ahora, nuestra Diputación y el Ayuntamiento de León tienen mayor margen de maniobra para actuar en este sentido, gracias al nuevo marco legislativo estatal. Ya no hay excusas.”

IU de León local explica que “La ciudad de León tiene alrededor de cien personas “sin techo”, cifra que se ha incrementado durante la pandemia, sin que el Ayuntamiento haya tomado medidas para darles cobijo después del primer confinamiento. En León, las camas para estas personas no llegan a la treintena. Además, cada vez más personas dependen de la caridad para poder alimentarse, el apoyo de su familia, si es que la tienen, o de pequeños grupos de apoyo que han surgido en las redes sociales. Además, uno de cada tres niños de León se encuentra en riesgo de exclusión social.

Carmen Franganillo reclama “soluciones a corto plazo, de emergencia, y también soluciones en el medio y largo plazo, que revitalicen nuestra economía y reindustrialicen León. Debemos tener en cuenta que los datos de León son los peores de toda la CCAA en cuanto a número de familias con todos sus miembros en desempleo, 11700 hogares en total.”

Impactos: 1