Izquierda Unida de León Local continúa con su ciclo de reuniones con los agentes sociales y asociaciones leonesas, abordando en esta ocasión junto a las principales fuerzas sindicales un análisis de la situación actual de León y la urgencia de medidas para revertir la situación de crisis permanente de ciudad y provincia.

Desde Izquierda Unida señalan la importancia de abrir y mantener cauces de conversación estable con los sindicatos, lo que ha llevado a mantener recientes reuniones con CCOO, UGT, CSIF y STELE-STES para analizar la situación socioeconómica que está viviendo tanto la ciudad como la provincia.

Carmen Franganillo, coordinadora de IU en León, señalaba que “todos coincidimos en que, la crisis derivada de la pandemia, sólo viene a agravar una crisis permanente instalada en León por la falta de inversiones e industria, derivadas de la inexistencia de un plan económico y de desarrollo a medio y largo plazo para León”. En palabras de Franganillo, “el servilismo de políticos leoneses más preocupados por el ascenso de sus carreras políticas alcanzando sillones, la pérdida de peso político de León en la administración autonómica y estatal en medio de campañas de invisibilización y la implantación únicamente de proyectos que ningún otro territorio quiere por el impacto ambiental y la escasa generación de empleo directo que conllevan, contribuyen a agravar aún más la situación de crisis permanente”.

En esa misma línea incide Víctor Bejega, secretario de organización, al señalar que “la ausencia de planes de reindustrialización pendientes desde la destrucción de la minería, así como el largo listado de propuestas y promesas de inversión que, o bien nunca se han cumplido o han visto mermado su  desarrollo hasta ser una caricatura de la propuesta inicial, son muestra de la falta de compromiso de los partidos políticos que han gobernado tanto en el Ayuntamiento como en la Junta”.

Desde Izquierda Unida también han recalcado “la importancia de las políticas sociales en una provincia con más de 140.000 pensionistas, con una brecha social creciente agravada por la situación económica actual de trabajadores y autónomos, y una constante pérdida de población joven por la falta de alternativas”. Carmen Franganillo indica que “es necesario priorizar inversiones y actuar con urgencia en León para aumentar las infraestructuras, abordar un ambicioso plan de reindustrialización, apostar por el fortalecimiento de los servicios públicos como la Sanidad y la Educación, pero también de la atención a nuestros mayores. En esta línea han ido las propuestas de Izquierda Unida León a los Presupuestos Generales del Estado, como iremos dando a conocer, para frenar el ahogo permanente al que León está sometido”.

Finalmente, Víctor Bejega se mostraba “muy satisfecho por el resultado que están teniendo estas reuniones y anima a seguir trabajando para construir una alternativa sólida que aglutine a personas y organizaciones que comparten esta visión. Es necesaria una intervención urgente en el corto plazo, pero también un plan de desarrollo a medio y largo plazo que responda a la pregunta de ¿qué León queremos?”.

Impactos: 5