Las concejalías de Medio Ambiente y Obras han acometido esta actuación conjunta que permitirá que el agua vuelva a discurrir por una conducción hidraúlica de más de 800 años de antigüedad a la que se ha destinado una inversión superior a los 7.000 euros.

El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo ha concluido la limpieza de la presa del Bernesga a su paso por las localidades de Villabalter, San Andrés y Trobajo del Camino, que acogen hasta seis molinos.

Se trata de una intervención de las concejalías de Medio Ambiente y Obras que ha permitido cumplir con el compromiso adquirido por la alcaldesa, Camino Cabañas, con los regantes, quiene trasladaron al equipo de Gobierno su preocupación por el estado que presentaba esta infraestructura hidráulica tras los efectos causados por el temporal del último invierno.

Así, en el mes de septiembre se pusieron en marcha los trabajos para retirar la maleza, vegetación y suciedad que invadía el cauce, lo que originó la sequía de esta acequia que cuenta con una extensión de 38 kilómetros en distintos municipios del alfoz, de los que más de cinco discurren por el de San Andrés del Rabanedo.

El Ayuntamiento alquiló una máquina para limpiar la presa en una intervención a cargo de un operario municipal a la que se han destinado más de 7.000 euros,  y que permitirán que el agua vuelva discurrir por la zona.

Los ediles de Medio Ambiente y Obras, Manuel Ángel García Aller y Máximo Muñiz, han comprobado de primera mano el resultado de una actuación “que no sólo permitirá recuperar el caudal, sino también poner en valor un patrimonio tan importante para el municipio como el que representa la presa del Bernesga, que atesora más de 800 años de historia”.

Impactos: 37