• La procuradora María Rodríguez denuncia la gestión del Gobierno autonómico, que elude responsabilidades, no cumple los acuerdos firmados con los sindicatos y condena al servicio y a sus trabajadores a una situación precaria.

El Grupo Parlamentario Socialista ha presentado una Proposición no de Ley para exigir a la Junta de Castilla y León a ampliar los acuerdos en relación con la actual dotación temporal de dispositivos de extinción de incendios a todo el año. Además, el PSOE ha instado al Gobierno autonómico a vincular el operativo a tareas propias de la extinción de incendios, salvamento y emergencias en verano y, en periodo invernal, a las labores que en ausencia de emergencias desempeñan trabajos de conservación del territorio, prevención y otras acciones.

La procuradora socialista María Rodríguez ha declarado que la gestión actual de la Junta elude responsabilidades, no cumple los acuerdos firmados con los sindicatos y condena al servicio y a sus trabajadores a una situación precaria. “El Gobierno autonómico incumple sistemáticamente los acuerdos alcanzados en el marco del diálogo social, cada vez destina menos medios y, estos medios cada vez más privados, tienen una gran disparidad de condiciones laborales en función de la empresa contratada”, ha declarado la parlamentaria, añadiendo que la actual política con los recursos humanos de los operativos autonómicos de lucha contra el fuego, “ni fija población en el territorio ni crea empleo de calidad”.

Por todo esto, Rodríguez ha solicitado la mejora de las condiciones de los trabajadores, que experimentan la temporalidad y una altísima interinidad cercana al 70%.

La procuradora ha denunciado la actitud de la Junta, que en plena crisis de la Covid 19 no reconvirtió las funciones de los operativos contratados desde el primer momento, sino después de tres semanas, y ha recordado las sentencias judiciales en las que se ha visto envuelto este órgano de gobierno a lo largo de los últimos meses respecto de la actividad profesional del servicio esencial de bomberos.
“En la actualidad, el dispositivo de extinción de incendios forestales está dotado con 4.000 profesionales, de los cuales alrededor de 700 son los bomberos forestales contratados de forma directa por la Junta con carácter temporal, es decir, con contratos de tres, seis y nueve meses”, ha apuntado Rodríguez, lanzando como argumento definitivo para instar a la ampliación de los contratos a lo largo de los 12 meses del año que se trata de una condición necesaria para que forme parte del Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia que el Gobierno de España presenta ante el Fondo de Recuperación de la Unión Europea.

Impactos: 2