El coordinador del área de Sanidad del Grupo Socialista en las Cortes de Castilla y León, Diego Moreno, acusó al gobierno de Mañueco de estar acabando con la confianza de la población en los servicios públicos.

“Con la excusa del coronavirus han mantenido secuestrada a nuestra sanidad pública y después de meses de intentar cobrar el rescate y de acusarnos de mentir ahora parece que dicen que van a abrir los consultorios locales “ señaló Diego Moreno en el pleno de las Cortes , donde acusó a  la Junta  de haber convertido el acceso a la atención primaria en una especie de “gincana”, donde lo más complicado es que un médico te vea presencialmente en su consulta

Moreno,  que preguntó al gobierno de Mañueco “ “en qué momento se del caballo y se dio cuenta que es necesaria la asistencia sanitaria presencial” aseguró que “ni el peor gobierno de la derecha que, en esta Comunidad ha campado a sus anchas, se había atrevido a lanzar un ataque tan desaforado contra nuestro sistema público de salud”

“La población de Castilla y León ya no aguanta más”, advirtió el representante socialista tras señalar que la concentración delante de los consultorios y de los centros de salud de este fin de semana son una pequeña muestra del rechazo y de la indignación de que causa la política sanitaria de la Junta, agravada por las medidas restrictivas y desproporcionadas que, dijo  “provocan un mal mayor de aquel del que dicen protegernos.”

En esta línea, Moreno incidió en que “desproporcionado  y cruel” es que la Junta no garantice que médicos y enfermeras acudan a los consultorios rurales por el miedo al coronavirus, “ignorando eso sí, el riesgo que supone para la población mayor quedarse sin atención médica ni cuidados sanitarios” y  que  imponga la cita previa telefónica de la noche a la mañana “pero no refuercen el personal que debe responder al teléfono ni pongan medios para ayudar a las personas mayores que tienen dificultades para utilizar este sistema.”

“Desproporcionado e inhumano -añadió. es cerrar las puertas de los centros de salud y tener a enfermos y personas mayores en la calle, sin un lugar donde cobijarse del sol en verano y en invierno, del frío y la lluvia.”

“Déjense de anuncios y liberen de una vez a la sanidad pública de este secuestro”, exigió el representante socialista tras advertir que las consecuencias – en términos de salud – de levantar barreras insalvables en el acceso a la atención sanitaria pública van a ser devastadoras.

Impactos: 4