El Grupo Municipal del Partido Popular insistió el pasado viernes en el Pleno que el Ayuntamiento debía guardar los 2,6 millones de euros de remanentes de tesorería ante un más que probable inminente anuncio del Gobierno de la suspensión de las reglas fiscales para 2020 y 2021 que conllevarían la posibilidad de utilizar ese dinero para destinarlo a recursos sociales para los ciudadanos. Ante la petición de los populares, el alcalde José Antonio Diez ironizaba sobre la legalidad de la petición. Días más tarde queda claro que la terquedad de Diez y la imposición de sus criterios priva a los leoneses de sus propios ahorros. Una muestra más de la política errática del equipo de gobierno PSOE-Podemos con un preocupantes desconocimiento de la realidad de la calle. La propia ministra socialista de Hacienda, María Jesús Montero, ha dado la razón hoy a los argumentos populares mostrados en el Pleno.

 Tan solo seis días después del Pleno, la realidad económica y social ha dado la razón al Grupo Municipal del Partido Popular. La ministra socialista de Hacienda, María Jesús Montero, ha anunciado hace unos minutos que el Gobierno “ha decidido suspender las reglas fiscales para los años 2020 y 2021 para todas las Administraciones del Reino de España” a raíz de la decisión de la UE de suspender también para el año 2021 las reglas fiscales; una posibilidad ya expuesta por la concejala popular Ana Franco el pasado viernes ante la “excepcionalidad de la situación que vivimos y que otros países de la UE ya estaban poniendo en práctica”.

De esta manera, el Ayuntamiento de León podría utilizar sus remanentes de Tesorería, 2,6 millones de euros. Algo que ahora ya no podrá ser por la terquedad de Diez. El Grupo Municipal del Partido Popular insistió en el Pleno que el Ayuntamiento debía reservar hasta final de ejercicio, como permite la ley, 2,6 millones de euros de remanentes ante un más que probable inminente anuncio del Gobierno de la suspensión de las reglas fiscales para 2020 y 2021 que conllevarían la posibilidad de utilizar ese dinero para destinarlo a recursos sociales para los ciudadanos.

Esta petición recibió la ironía habitual del alcalde, José Antonio Diez, que además calificaba de ilegal esta opción. Días más tarde queda claro que la imposición de criterios de Diez priva a los leoneses de sus propios ahorros. Una muestra más de la política errática del equipo de gobierno PSOE-Podemos con un preocupante desconocimiento de la realidad de la calle.

Impactos: 4