• Juan Martínez Majo ha comparecido esta mañana en la Comisión de Presidencia de las Cortes de Castilla y León para hacer un balance de las actuaciones llevadas a cabo en León por la Delegación Territorial durante el año 2019 y durante la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19
  • Sus primeras palabras han sido de recuerdo a los fallecidos por coronavirus y de reconocimiento a los profesionales que día a día han minimizado los daños por esta actual crisis sanitaria, social y económica.

El delegado territorial de la Junta en León, Juan Martínez Majo, ha destacado el esfuerzo de la administración autonómica en el reparto de material de protección individual durante la crisis ocasionada por el SARS-CoV-2, distribuyendo 1.105.000 mascarillas, más de 18.000 litros de gel hidroalcohólico, además de miles de batas, calzas, buzos y pares de guantes que se han entregado a ayuntamientos, a la Diputación Provincial, a las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil, bomberos y policías locales, así como a diferentes organismos de la Junta de Castilla y León (como residencias y centros sociosanitarios).

Al comienzo de su comparecencia en la Comisión de Presidencia de las Cortes de Castilla y León, el delegado ha tenido unas palabras de recuerdo para todas aquellas personas que han perdido la vida o se han visto perjudicadas por esta pandemia y de reconocimiento a todos y cada uno de los colectivos que día a día han trabajado para minimizar al máximo el daño provocado por esta crisis sanitaria.

“Reconocimiento desde la Delegación Territorial de la Junta en León a los servicios sanitarios por estar en primera línea, a los educativos por su compromiso e implicación para cerrar el pasado curso e iniciar el actual con garantías, a las fuerzas de seguridad, a Protección Civil, a los servicios esenciales de la industria, distribución y comercio, al sector del campo… En definitiva, reconocimiento al conjunto de la sociedad que, salvo lamentables excepciones, ha estado y está a la altura para superar la complicada situación en la que aún nos encontramos”, ha señalado.

La buena y permanente coordinación entre administraciones ha sido clave durante este tiempo y muestra de ello son las más de cien reuniones del CECOPI (Centro de Coordinación Operativo Integrado) celebradas en León, y gracias a las cuales se proporcionaba información diaria y detallada por parte de los responsables de Sacyl, Servicios Sociales y Salud Pública a todas las instituciones involucradas. En estos encuentros también se programaron las diferentes desinfecciones de centros que llevaron a cabo los servicios territoriales de Medio Ambiente, Agricultura y la UME, así como la entrega, en colaboración con Cruz Roja, de 2.500 tratamientos de dispensación hospitalaria.

MEMORIA DEL AÑO 2019

Durante su intervención, el delegado ha hablado de las acciones que se llevaron a cabo durante el pasado año en materia de hacienda, industria, fomento, medio ambiente, sanidad, servicios sociales, educación, agricultura y ganadería y cultura. Una serie de actuaciones que ponen en evidencia el compromiso de la Junta de Castilla y León con el desarrollo de la provincia de León.

Del 2019, Martínez Majo ha destacado, entre otros, que se ha conseguido mejorar el estatus sanitario de la cabaña ganadera, habiéndose obtenido la declaración de zona libre de brucelosis ovina y bovina; que se han incorporado a la actividad agraria 167 jóvenes; que han aumentado el número de las visitas registradas en las casas del parque de Puebla de Lillo y Lario; que se ha invertido un 68% más en actuaciones en BIC (en concreto, 386.000 euros en 16 obras); y que se ha destinado 5 millones de euros en conservación y explotación de carreteras provinciales de titularidad autonómica.

Impactos: 4