Los embalses gestionados por la CHD se encuentran al 46,3 % de su capacidad total

Las reservas existentes, la climatología y una gestión coordinada con las Comunidades de Regantes han permitido garantizar las dotaciones en la campaña de riego, en todos los sistemas 30 de septiembre de 2020.

El año hidrológico en la cuenca del Duero se cierra con los embalses gestionados por la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) al 46,3% de su capacidad, con un volumen total de agua almacenada superior a los 1.333 Hm 3 , uno de los valores más altos en los últimos quince años, solamente superado por los 1.580 Hm 3 , que almacenaban los embalses de la cuenca al término de la campaña de riego del año 2018. Las profundas borrascas de diciembre del año pasado, así como la abundancia de precipitaciones durante la primavera, a pesar del verano extremadamente seco, han situado las reservas actuales más de un 22% por encima de los valores de la última década (1.090 Hm 3 ) y 340 Hm 3 por encima del volumen embalsado el año pasado por estas fechas, es decir, un 34% superior a dicho registro.

La situación en los distintos sistemas es bastante homogénea: Solamente los embalses de los sistemas Órbigo y Carrión se encuentran por debajo del 30% en cuanto a sus reservas, el resto se acerca o supera el 40%, destacando los altos valores de los sistemas Alto Duero y Arlanza, al 65% y 62% de su capacidad total respectivamente.

Por otra parte, la totalidad de los embalses se encuentra con un volumen embalsado superior a la media de los diez últimos años. Esta circunstancia, de acuerdo al Plan de Sequía vigente, permite situar a sistemas en situación de positivo y optimista no es determinante, dado que ser próximos meses la que garantice realmente las dotaciones necesarias para llevar a cabo una campaña normal.

Según el último informe del Organismo de cuenca, de Pisuerga-Bajo Duero, con frente a los 59,7 del año anterior y los 100 que es relevante la del sistema Adaja embalse), con más de cuarenta puntos porcentuales por encima de hace doce meses (8,9 hm En conclusión, se puede definir al término de la campaña de riego de este año corto y medio plazo al quedar una res embargo, desde la CHD se subraya la importancia de responsable de un recurso valioso y escaso evolución meteorológica en los próximos meses. Las reservas actuales han permitido garantizar las dotaciones en las distintas Juntas de explotación, y que ratificó la Comisión de Desembalse, para la campaña de riego

Por otra parte, la totalidad de los embalses se encuentra con un volumen embalsado superior a la media de los diez últimos años. Esta circunstancia, de acuerdo al Plan de Sequía vigente, permite situar a prácticamente situación de normalidad en cuanto a escasez. Sin embargo, este dato no es determinante, dado que será la climatología de los la que garantice realmente las dotaciones necesarias para llevar a cabo una campaña normal. Según el último informe del Organismo de cuenca, destaca la situación del sistema Bajo Duero, con un volumen embalsado a fecha de hoy de 59,7 del año anterior y los 100 hm3 de la media de la d sistema Adaja, con 33,7 hm3 (57% de la capa ), con más de cuarenta puntos porcentuales por encima de hace doce meses (8,9 hm3 ) En conclusión, se puede definir la situación en toda la cuenca como muy favorable al término de la campaña de riego de este año, con unas buenas al quedar una reserva importante en los embalses. S desde la CHD se subraya la importancia de realizar un consumo responsable de un recurso valioso y escaso como es el agua, pendientes de la volución meteorológica en los próximos meses. han permitido garantizar las dotaciones que se establecieron en las distintas Juntas de explotación, y que ratificó la Comisión de Desembalse, la campaña de riego que hoy finaliza oficialmente.

Impactos: 2