La Fundación Savia le ha dirigido una carta al Consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero García, por la falta de acceso al agua que sufren las explotaciones ganaderas extensivas.

Este sector nos ofrece innumerables beneficios sociales, económicos y medioambientales y, sin embargo, “está atravesando una grave crisis de rentabilidad, acentuada por los efectos del cambio climático”, afirma Francisco Casero, presidente de la entidad en su carta.

Esa falta de agua está provocando la desaparición de numerosas explotaciones o situaciones de riesgo claro de muerte del ganado por la falta de acceso a ella. Esta práctica ganadera está siendo olvidada por las políticas, a pesar de los servicios públicos y esenciales que ofrece.

La Fundación Savia afirma que “los sistemas de almacenamiento y abastecimiento cuentan con infraestructuras y dotación de recursos más que suficientes para garantizar actividades económicas con una enorme demanda hídrica”, por el contrario, la ganadería extensiva requiere de escasas cantidades de agua que, además, se encuentran disponibles en los lugares donde se ubican los rebaños.

La organización plantea que se habilite un procedimiento de concesión para esta actividad y que se establezcan los mecanismos que garanticen su viabilidad.

De manera transversal, Savia ha dirigido también una carta a la Ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, para que “estudie vías de acceso al agua para el ganado extensivo”, como por ejemplo, el abrevadero de ganado, la evaluación y planteamiento de integración en la Comunidad de Usuarios de Regantes, o una nueva figura legal en base a la Ganadería Extensiva, habilitar baterías de pozos de sequía para esta actividad, y mejora de la tecnología de captación y aprovechamiento del agua.

La entidad insta al Consejero a que estudie las propuestas u otras vías necesarias para poner en práctica el acceso al agua para la actividad ganadera extensiva.

Impactos: 4