• Este año, las instalaciones han contado con medidas de seguridad para prevenir contagios del Covid-19
  • Equitación, piscina, talleres de reciclaje, rastreos, apicultura, planta medicinal, equitación son algunas de las actividades que realizan los niños en estas instalaciones municipales

Los campamentos del Coto Escolar, dependientes de la Concejalía de Acción y Promoción Cultural del Ayuntamiento de León, han recibido este verano a un total de 545 niños y niñas. Así, han pasado 215 escolares repartidos en nueve turnos desde 29 de junio al 4 de septiembre por la modalidad de ‘Albergue’. En el mismo periodo, los niños que disfrutaron del ‘Pequecoto’ fueron 276 que se distribuyeron en diez turnos. A estos se le suman, 54 niños de Educación Especial en seis turnos entre los meses de julio y agosto.

En todas las modalidades de estancia, se han realizado distintas actividades al aire libre como son equitación, piscina, talleres de reciclaje, rastreos, gymkanas, juegos, apicultura, planta medicinal, equitación, rocódromo, parque de cuerdas y grandes juegos, entre otras.

Además este verano, para garantizar la seguridad de trabajadores y usuarios se ha establecido importantes cambios estructurales de las actividades y en la propia instalación debido a la Covid-19.  Por este motivo, se ha eliminado la pernocta y las plazas se han reducido al 50%.

También se han determinado protocolos y medidas de prevención del coronavirus que permitirán garantizar la distancia social entre los distintos grupos así como la desinfección exhaustiva diaria de todas las instalaciones.  Cada día se ha tomado la temperatura a todo el personal que se encontraba en las instalaciones.

El Coto nació en 1984 con más de 120.000 metros como aula de la naturaleza para complementar la educación ambiental de los escolares leoneses. Habitualmente, recibe unas 15.000 visitas al año, tanto escolares como grupos de adultos.

Impactos: 2