Solo un 25% de los solares a los que se ha requerido desbroce lo ha realizado por lo que el resto sigue en mal estado y continúan las quejas vecinales. A pesar de las insistencias de los vecinos y del Grupo Municipal del Partido Popular, el ayuntamiento dice que ha requerido a 212 particulares pero no consigue que los trabajos se terminen al finalizar el verano. El alcalde Díez fracasa en la campaña ya que envía requerimientos pero no se hace seguimiento, habiendo aún 170 solares sin desbrozar. Este seguimiento no se ejerce tampoco con los propios espacios municipales o espacios públicos de entidades estatales, de lo que es un claro ejemplo el reciente incendio padecido en FEVE. Es de esperar que en el invierno, cuando el frío y las heladas tumben las hierbas, el equipo de gobierno publique que ya no hay peligro alguno. 

El equipo de gobierno presume de gestión donde no la hay. A raíz del incendio en el entorno de FEVE, que pudo provocar daños en edificios en pleno centro de León, el ayuntamiento ha enviado una nota de prensa vanagloriándose de una gestión que no refleja la realidad de la ciudad.

Los requerimientos a los particulares no suponen que los trabajos estén realizados  y, por lo tanto, existen numerosos solares que siguen en mal estado con el correspondiente riesgo de incendio en barrios y pedanías con los que tenía un compromiso el socialista Díez, mientras que la realidad demuestra que les ha abandonado.

A modo de ejemplo, los vecinos de Armunia siguen sorteando la peligrosidad de una de las rotondas de acceso a la pedanía y de los solares a ella adyacentes a pesar de haberlo denunciado el PP hace dos meses. La rotonda está abarrotada de hierbas de más de un metro de altura, restando visibilidad a los conductores que acuden al polígono industrial de Villacedré.

Posiblemente espere el alcalde Díez a otro incendio como en FEVE para luego eludir su responsabilidad ante la falta de actuación. A pesar de que se proponen medidas desde la oposición, el equipo de gobierno hace oídos sordos. El peligroso estado que generan los rastrojos es palpable en solares y cunetas de numerosos accesos y aceras de la ciudad.

Entidades públicas y estatales no reciben el mismo seguimiento que los particulares y existen numerosos espacios con hierbas secas en peligro de incendio o especies invasivas procedentes de China que no se eliminan, como se ha denunciado en los últimos días por el grupo popular.

La falta de gestión y capacidad municipal es una muestra más de que el día a día de la ciudad se basa en proyectos heredados, nulos proyectos propios y caprichos como Ordoño que estos días está cayendo bajo la piqueta, como única prioridad para el alcalde socialista Díez.

Impactos: 5