Después de las denuncias por parte de UPL en relación con el lamentable estado de la estación de autobuses de la ciudad de León en el año 2018, el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, presentó, junto con el, en aquel momento, alcalde de León, Antonio Silván, el proyecto de remodelación de mencionada estación, comprometiéndose a que en mayo de 2021, con un plazo previsto de 18 meses, las obras estuvieran finalizadas.

“A día de hoy, las obras no solamente no han comenzado, sino que incluso se desconoce ni tan siquiera cuándo van a empezar, por lo que el plazo comprometido desde luego no se va a cumplir, sometiendo a los leoneses y a quienes nos visitan a una primera visión de la ciudad realmente lamentable, con unas instalaciones obsoletas y absolutamente deterioradas”, ha afirmado el portavoz del Grupo Municipal de UPL en el Ayuntamiento de León, Eduardo López Sendino.

“Desde el Grupo Municipal de UPL en el Ayuntamiento de León exigimos al consejero de Fomento que deje a un lado el postureo político y las obras comprometidas se inicien de modo inmediato, aunque ya sabemos que va a incumplir los plazos a los que se comprometió”.

“Es evidente, que la Junta y el consejero de Fomento les importa un bledo la situación de la estación de autobuses de León, y se muestra más preocupado por la nueva estación de autobuses de Valladolid en la que la Junta pretende invertir 80 millones de euros, según declaraciones del propio Suárez-Quiñones, junto con la integración del ferrocarril, y sin embargo en la estación de autobuses de León la inversión ronda los 5 millones de euros”, concluyó el leonesista.

Impactos: 3