• En este caso, las obras llevadas a cabo por la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural en el término de Valoria la Buena, en Valladolid, supondrán más de 6,6 millones de euros
  • Con este proceso se conseguirá un ahorro del 25 % de agua respecto al regadío anterior y una reducción de hasta un 25 % en las emisiones de CO2 en los secanos concentrados de esa zona y de un 32 % en la superficie de regadío concentrada
  • En la legislatura actual, la Junta ha iniciado procesos de ejecución de obras de infraestructura rural en zonas de concentración parcelaria en 36.351 hectáreas, lo que supone un 24,2 % de las 150.000 hectáreas del compromiso inicial
  • Respecto a las obras de regadío, se han comenzado actuaciones en 17.418 hectáreas, eso es el 57,25 % de las 30.425 hectáreas comprometidas

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, ha visitado hoy las obras de la concentración parcelaria y del regadío de Valoria la Buena, en Valladolid. Ambos procesos llevan aparejadas obras de infraestructura que supondrán una inversión superior a los 5 millones de euros por parte de la Junta de Castilla y León y de 1,4 millones por parte de los regantes, y finalizarán en 2021.

En cuanto a la concentración parcelaria, se está trabajando en 3.756 hectáreas distribuidas en 3.418 parcelas y aportadas por 359 propietarios, con la estimación de entregar 632 fincas de reemplazo a estos beneficiarios del proceso. Además, la Consejería está ejecutando una red viaria de 78 kilómetros de caminos para dar acceso a todas y cada una de las fincas resultantes del proceso. Aquí la inversión de la Consejería es de 2.078.381 euros.

Tal y como ha explicado el consejero, “la concentración parcelaria va a mejorar sustancialmente la gestión y viabilidad económica y ambiental de las explotaciones, dado que se va a producir un redimensionamiento y una ordenación de la propiedad”. Así mismo, se dotará a estas fincas de unas infraestructuras viarias y saneamiento adecuadas para el ejercicio de una actividad agraria, con una red de caminos estabilizados y redes de drenaje apropiadas. Todo ello, de acuerdo a los estudios manejados por la Consejería, facilitará que se alcance una reducción de hasta un 25 % en las emisiones de CO2 en los secanos concentrados y de un 32 % en la superficie de regadío concentrada.

Modernización del regadío

La superficie que se va a modernizar alcanza 388 hectáreas, incluyendo una red de más de 14 kilómetros de riego.

El desarrollo de estas obras se rige por lo acordado en un convenio de colaboración formalizado por la Consejería y la Comunidad de Regantes de Valoria la Buena, donde la Administración está ejecutando actualmente, en una primera fase, una estación de bombeo ligada a un parque fotovoltaico, la balsa de acumulación de agua y su correspondiente tubería de impulsión, por un importe de 3,1 millones de euros. Por su parte, la Comunidad de regantes va a promover y financiar el proyecto de modernización de regadío, en una segunda fase, con un presupuesto de 1,46 millones de euros.

Según ha aclarado Carnero, “con esta actuación se pretende sustituir el riego existente, obsoleto y de impulsión directa a red, con alto gasto energético, por un sistema moderno y medioambientalmente más sostenible, basado en un bombeo solar fotovoltaico que eleva el agua a una balsa de regulación que permitirá regar con la energía potencial del agua embalsada”.

Se conseguirá así un doble objetivo: por un lado, mayor eficiencia desde el punto de vista energético mediante el uso de energías alternativas, pudiendo regar 24 horas al día una vez que se eliminan la dependencia de energía eléctrica; y, por otro, mayor eficiencia en lo referente al consumo de agua, con un ahorro previsto sobre el del regadío anterior del 25 % del volumen total anual consumido, entregando a los regantes un regadío moderno en la línea de los regadíos que ejecuta la Consejería.

En esa línea de acción, la Consejería va a presentar próximamente el ‘Programa de eficiencia energética en los regadíos de Castilla y León’, en colaboración con las comunidades de regantes.

Compromisos de legislatura

En la legislatura actual, se han iniciado procesos de ejecución de obras de infraestructura rural en zonas de concentración parcelaria en 36.351 hectáreas, lo que supone un 24,2 % de las 150.000 hectáreas del compromiso inicial. La previsión es superar la superficie comprometida con las actuaciones previstas a corto y medio plazo.

Respecto a las obras de regadío, en la legislatura se han iniciado actuaciones en 17.418 hectáreas, lo que representa el 57,25 % de las 30.425 hectáreas del compromiso adquirido.

Impactos: 4