Es la primera vez en la historia que el torneo se disputa online gracias a la accesibilidad de las nuevas tecnologías

El joven ajedrecista leonés con discapacidad visual, Aarón San Juan, parte como favorito para alzarse con el Campeonato de España que, por primera vez en la historia, se disputará de forma virtual gracias a la accesibilidad de las nuevas tecnologías que posibilitan jugar el torneo evitando posibles contagios por el COVID 19.

Organizada por la Federación Española de Deportes para Ciegos (FEDC), la competición arranca este martes con doce ajedrecistas ciegos o con discapacidad visual grave que seguirán  desarrollando sus estrategias en un nuevo marco. Se disputará en un entorno accesible con un programa de voz que permite leer los menús e introducir las jugadas de la partida mediante las coordenadas alfanuméricas (columnas-filas).

La prueba se jugará hasta el día 6 de septiembre por el sistema suizo a la distancia de 5 rondas, con un tiempo para cada jugador de 30 minutos + 30 segundos por cada jugada realizada.

La lucha en el tablero virtual será muy reñida, principalmente entre el vigente campeón, Aarón San Juan de 13 años, y el subcampeón de la edición presencial del año pasado, Albert Morales (Cataluña). El resto de participantes representan a Canarias, Comunidad de Madrid y Región de Murcia.

El ajedrez, uno de los deportes más integradores

El ajedrez es un deporte de larga tradición entre las personas con discapacidad visual, por su facilidad para ser practicado de forma integrada en las competiciones con personas videntes.

Para la práctica del ajedrez, los ciegos necesitan sólo algunas adaptaciones en el material de juego. Por ejemplo, el tablero tiene los cuadros negros ligeramente más altos que los blancos para hacerlos diferentes al tacto.

Además, las piezas negras llevan, en su parte superior, una protuberancia que las distingue de las blancas.

Cada casilla del tablero tiene un orificio en el centro, en el que se insertan las piezas a través de un pequeño vástago que éstas tienen en su parte inferior. Mediante este sistema, las manos del jugador pueden tocar todas las piezas sin derribarlas.

Las partidas entre ajedrecistas ciegos se juegan en dos tableros. Cada uno de los jugadores mueve las piezas en su tablero de modo que, al tocarlas, no moleste ni sea molestado por su contrario. Los relojes de ajedrez disponen de un mecanismo de voz con auriculares para acceder al tiempo de juego.

Impactos: 1