Las corporación municipal ha aprobado de manera definitiva,  y por unanimidad, el Plan Especial de Rehabilitación y Regeneración Urbana que  permitirá actual en  un total de 938 viviendas en varias fases con un presupuesto global de 1,98 millones de euros.

El Plan Especial de Rehabilitación y Regeneración Urbana del barrio de Pinilla, en San Andrés del Rabanedo, define una serie de actuaciones urbanísticas encaminadas “a evolucionar el área de actuación hacia un barrio con funciones asistenciales y de adaptabilidad social para mayores”.

Así se recoge en el documento que este miércoles recibió el visto bueno definitivo de la corporación municipal en una sesión de plenaria en la que todas las formaciones políticas respaldaron con su voto favorable un plan que permitirá habilitar ayudas públicas para actuar en un total de 938 viviendas, 72 de ellas en una primera fase, con un máximo de 18.600 euros de media por vivienda para mejoraras relacionadas con seguridad, accesibilidad y eficiencia energética.

El objetivo es desarrollar un Área de Regeneración Urbana (ARU) que mejore la eficiencia energética de los edificios, facilite la supresión de barreras arquitectónicas o la adecuación de los espacios púbicos y viviendas a las necesidades de las personas mayores, según subrayó el concejal de Urbanismo, Manuel Ángel García Aller, durante su intervención en el Pleno.

Precisamente cerca del 30% de los residentes en el barrio de Pinilla es mayor de 75 años; una de las características que llevó a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, impulsora del proyecto, a seleccionarlo por su perfil socieconómico en el marco de un plan piloto que propone generar “una experiencia de barrio de mayores al que se le vaya dotando progresivamente de viviendas adaptadas que fomenten un modelo de comunidad  que mejore la calidad de vida durante el envejecimiento”.

La primera fase, que se desarrollará durante cinco años, cuenta con un presupuesto global de 1,98 millones de euros, de los que la Junta de Castilla y León aporta 1 millón de euros, el Ministerio de Fomento 208.000 y el Ayuntamiento 773.700 euros.

Mientras, los propietarios de los inmuebles que soliciten beneficiarse de esta línea de ayudas sólo tendrían que abonar, desde las propias comunidades de vecinos, las tasas e impuestos que lleva aparejada cualquier remodelación, actuación u obra en vivienda.

“Este proyecto es especialmente importante para la evolución del barrio, pues lo va a remodelar no sólo de manera urbana sino también asistencial, permitiendo además que podamos ayudar a los vecinos y vecinas a acometer obras muy necesarias que supondrán un gran cambio”, ha manifestado la alcaldesa, Camino Cabañas, quien también ha destacado la próxima remodelación del Centro de Salud de Pinilla como actuación que complementará este plan.

ELABORACIÓN DE LAS BASES Y APERTURA DE LA OFICINA TÉCNICA

Una vez aprobado de manera definitiva el Plan Especial de Rehabilitación y Regeneración Urbana, y tras la publicación del acuerdo plenario en el Boletín Oficial de Castilla y León, el Ayuntamiento ultimará la elaboración de las bases que regularán la concesión de las ayudas así como el desarrollo de una oficina específica para informar de manera directa a los potenciales beneficiarios de las ayudas públicas y asesorarles en la tramitación de las mismas.

Impactos: 3