Los leonesistas manifiestan su indignación por la sustitución de RENFE del tren León-Ponferrada por un autobús por el aislamiento que supone para el Bierzo y critica la actitud de silencio de la Junta

Desde UPL queremos denunciar públicamente la actuación que está teniendo la operadora RENFE suprimiendo la línea León-Ponferrada, sustituyéndola por un autobús, y que prevé un viaje de tres horas por carretera. Parece que la provincia de León no se sitúa en España para la empresa de Ferrocarriles “españoles”, ha afirmado la concejal en el Ayuntamiento de León, Teresa Fernández.

La modificación de esta línea de tren por autobús hace que El Bierzo, comarca que aglutina la segunda mayor concentración de población de la provincia de León, quede aislado aún más del resto de la misma. Y lo que observamos es que desde la Junta de C. y León ni se defiende la supresión ni se toman, una vez más, medidas con la empresa operadora para forzar su mantenimiento.

Estamos seguros que, si esto ocurre en otra comunidad, el órgano de gestión autonómico pondría el grito en el cielo en defensa de los intereses de su territorio y de sus ciudadanos. Pero estando en la comunidad de Castilla y León, la Junta no solo no dice nada, sino que probablemente se escudará en que es decisión de Renfe y del partido que gobierna la nación.

No dejando de ser cierto, también lo es que corresponde a la Junta de Castilla y León la defensa de los intereses de los bercianos y del resto de los leoneses, no solo de los castellanos como viene siendo habitual. Con esta decisión de Renfe, a  los habitantes de El Bierzo, se les condena al más absoluto aislamiento.  Como siempre, la Junta calla.

Desde el Grupo Municipal de UPL en el Ayuntamiento de León queremos manifestar nuestro apoyo a los bercianos y exigimos a Renfe y a la Junta de Castilla y León que reviertan esa actuación y sigan manteniendo la línea de tren León-Ponferrada como ha venido ocurriendo hasta ahora.

Impactos: 13