Cruz Roja Española en León lleva desde 2016 desarrollando el programa “Reto Social Empresarial para la inserción laboral: alianzas”, planteando la inserción laboral de las personas en riesgo de exclusión desde un abordaje integral que incluye a las empresas y a la sociedad como protagonistas también de dicha inserción.

Se trata de avanzar para incidir en las estructuras y sistemas, en las empresas, ofreciéndoles la oportunidad de desarrollar su sentido social luchando contra la pobreza y la exclusión a través de la no discriminación, la contratación y la mejora de la empleabilidad, y por tanto de la dignidad y autonomía de las personas socialmente más vulnerables. El objetivo es que este avance se vea refrendado por otros actores y la sociedad en su conjunto.

Contamos con el apoyo y la colaboración de empresas de muy diferentes perfiles y sectores. Todas ellas juegan un papel fundamental dentro de nuestro Reto Empresarial, ya que cada una nos aporta un valor diferente y nos permite desarrollar una actividad concreta. Desde una PYME familiar, hasta una gran compañía internacional con miles de empleados. En este Reto todas las empresas suman, hay muchas formas de unirse, desde impartir una charla sobre la empresa o sector a los participantes de nuestros proyectos, organizar una visita a la empresa, acoger prácticas formativas no laborales en la empresa o asesorar en procesos de selección, entre otras.

En los primeros meses de 2020 desde Reto Social Empresarial Alianzas por la inserción laboral, se ha colaborado con 40 empresas, estableciéndose con ellas un total de 62 alianzas.

Las alianzas se han centrado en la intermediación, habiéndose gestionado 48 ofertas de empleo.

Varias empresas se han sumado a la alianza en orientación y formación. En dichas sesiones se trabajan aspectos como la activación y motivación, marca personal o simulación de procesos de selección. Estas han sido impartidas por la empresa a los participantes de los proyectos de Itinerarios que Suman y Apoyo al empleo +45.

En las próximas semanas, decenas de empresas se sumarán a la campaña “Las etiquetas sólo para los productos” con la que se pretende invitar a la ciudadanía a reflexionar sobre la influencia de los estereotipos y prejuicios asociados a la edad,  el género, el origen, la cultura y que pueden suponer barreras en el acceso de muchas personas al mercado laboral. Trabajando las competencias personales y profesionales de las personas que buscan empleo, conseguimos que “las etiquetas sólo sean para los productos y no para las personas”, y que la edad, el ser hombre o mujer, la nacionalidad, o la religión, no sean una barrera para todas aquellas personas que buscan su oportunidad laboral.

Impactos: 3