El Ayuntamiento de Valdefresno no cuenta en la actualidad no cuenta con  ningún servicio público dirigido a las personas mayores.

                                              

 

Aurora Panizo, concejala de la localidad explica que “éste es un municipio de 2.190 habitantes y 20 pedanías. No hay ninguna residencia de mayores ni centros de día que sean municipales. Hay alguna residencia privada con la que se tiene un tímido convenio para algunas plazas por la insistencia en ello en la anterior legislatura.

El Ayuntamiento cuenta con un remanente de dinero suficiente para poner en marcha el proyecto, ya que es un municipio con mucho dinero en el banco, dado que no se han realizado apenas inversiones en los últimos años. Ahora hay 4 millones de euros que no se pueden gastar en su totalidad por la ley Montoro.

Es por eso que la concejala de Izquierda Unida presenta una moción en la que se pide que se inicie la construcción de al menos una residencia de mayores y/o un centro de día en esta legislatura. En la actualidad, este Ayuntamiento está gobernado por una coalición de PP y Cs con el apoyo de UPL. PSOE e IU estamos en la oposición.”

 

IU de león local explica que en estos momentos, la crisis del COVID ha hecho salir a la luz las enormes carencias del modelo residencial en nuestra CCAA.

Según IU de León local, los problemas actuales derivan de un modelo sociosanitario pensado para enriquecer a las empresas, y de un Reglamento de geriatría que ha sido anulado por el TSJ, que precariza hasta el límite el empleo en estos centros, además de una clara apuesta por parte de la Junta de Castilla y león por el modelo privado. Estos hechos, además de una pésima gestión dentro del modelo sociosanitario en la crisis de la COVID-19, ha terminado cobrándose la vida de muchas personas vulnerables.

Este virus ha impactado gravemente sobre las residencias de mayores. La tasa de mortalidad ha sido escandalosa: han fallecido 14.000 personas ancianas en residencias, lo que supone el 67 % del total de víctimas. El virus también ha tenido efectos sobre el personal que trabaja en estos centros, constituido en un 90% por mujeres precarizadas. En la provincia de León689 personas han fallecido desde el inicio de la crisis por la COVID-19 en las residencias geriátricasde ellos 385 confirmados como casos COVID.

Es necesario y urgente un cambio en el modelo sociosanitario y la creación a nivel nacional de un sistema de acreditación que garantice la calidad de este servicio.

Desde izquierda Unida, instan al Gobierno central y al autonómico a impulsar un sistema de residencias público, universal, de calidad y de gestión directa o en colaboración, mediante diferentes fórmulas con la comunidad, entendiendo que el sistema de cuidados de personas mayores debe ser un modelo de Atención Centrado en las personas.

En esta moción, desde IU, pedimos, entre otros muchos cambios en el modelo, desarrollar programas destinados a mejorar la calidad de vida de los mayores en su propio hábitatreforzar y mejorar el Servicio de Ayuda a Domicilio o Incrementar la atención y cuidados en los Centros de Día.

Para finalizar, IU de León piden a la Junta de Castilla y León que elabore un Reglamento adecuado a las necesidades de nuestra CCAA, que apueste por lo público y obligue a las residencias a dotaciones de personal especializado y suficiente, fomentando también la creación de residencias más pequeñas y preparadas ya para la lucha contra futuras pandemias de una manera más eficaz.

Impactos: 32