Izquierda Unida denuncia en León falta de personal, de equipos de vigilancia y de medidas.

Según Izquierda Unida, con las bolsas de enfermería agotadas, el personal de vacaciones, sin sustituciones, sanitarios que huyen de las malas condiciones laborales de CyL y una cantidad importante de bajas laborales, es imposible hacer frente a un posible rebrote. La Junta de CyL no ha puesto los medios necesarios para reforzar los equipos de rastreadores ni ha mejorado los contratos para fijar al personal sanitario al territorio.

En los últimos días, IU declara haber recibido múltiples quejas, tanto por falta de atención como por la tardanza excesiva en los resultados de las PCR, como la detectada en el Centro de Salud de la Condesa, donde se negaba el resultado ocho días después de realizada la prueba, por estar de vacaciones el médico de primaria correspondiente. O la falta de derivación desde primaria a otras especialidades, salvo casos urgentes y graves, y la dificultad para obtener cita en las consultas por el saturado y deficiente servicio de atención telefónica, que llega a demorar hasta en veinte días en algunos centros de salud la cita con primaria. Por otro lado, IU desconfía de los protocolos COVID en el ámbito hospitalario, después de observar fallos y deficiencias en los mismos en el propio hospital de León, y un cierto relajamiento de las normas.

Para Carmen Franganillo, coordinadora local de IU, la atención primaria del área de salud de León necesita una inyección extra urgente de dinero, de aproximadamente 2 millones de euros para empezar, y un aumento de contratos, para poder dar un buen servicio. La AP es fundamental para atajar y parar los rebrotes. Es urgente reforzar, no sólo el personal sanitario, y aumentar de forma significativa las plazas MIR, PIR, etc, sino también el sistema telefónico y administrativo.

Mención aparte merece el aumento de las listas de espera y del aumento de complicaciones en otras patologías NO COVID, con el parón de muchos servicios y la falta de atención. Este hecho beneficia especialmente a la privada, donde las personas usuarias de la sanidad pública buscan la atención que no se les presta en lo público, con un importante sesgo de clase, puesto que pocas de estas personas pueden acceder a estos servicios. Un factor clave determinante de la salud, y no sólo por la atención, sino por el empeoramiento en la calidad de vida que los factores económicos suponen, en una provincia que está sufriendo especialmente la crisis y la despoblación. A lo que hay que sumar la deficitaria atención en las zonas rurales.

Izquierda Unida de León local se muestra indignada por el aumento en las derivaciones en San Juan de Dios, sobre todo en pruebas radiológicas, con 2500 resonancias magnéticas, en vez de invertir en personal del propio hospital público. Un dato importante es que el hospital privado está realizando inversiones para aumentar su capacidad ya que su beneficio económico ha aumentado gracias a parasitar lo público. Mientras, el CAULE cierra las plantas habituales del verano, en medio de una pandemia.

Para IU, es necesario hacer inversiones en León, pero, además, debemos hacerlas bien, de manera que mejore la calidad de vida y la salud de la población en general. La salud no se juega solamente en el ámbito hospitalario, y mucho menos en el ámbito privado, donde desaparece la influencia fundamental de la atención primaria y el control público. Las políticas de salud pública tienen un valor añadido para reducir las desigualdades sociales, mayor que el propio sistema sanitario, y eso sólo puede llevarse a cabo desde lo público.

Para finalizar, IU se lamenta de lo pronto que se ha olvidado la última manifestación en defensa de la sanidad pública realizada hace tan sólo unas semanas en León y organizada por la Plataforma en defensa de la sanidad pública. Al igual que se ha olvidado el aumento de más del 56 por ciento de mortalidad en León entre los meses de marzo a mayo. Por eso hace un llamamiento al resto de partidos y a la sociedad para que luchen por reforzar de forma urgente la atención sanitaria en León.

Impactos: 3