Desde el Grupo Municipal de UPL en San Andrés del Rabanedo queremos explicar a los vecinos del municipio el sentido del voto que hemos tenido en la sesión plenaria celebrada este lunes 13 de julio.

En primer lugar, es necesario, de manera muy breve, explicar la importancia de estas cuentas. Para nuestro grupo, en cualquier caso, siempre es mejor un Presupuesto nuevo de un carácter tan técnico como son los de San Andrés debido al Plan de Ajuste, que prorrogar cuentas de años anteriores. A eso hay que sumar las urgencias derivadas de la crisis de la Covid-19. Este Ayuntamiento está saliendo adelante, en buena medida, gracias a la responsabilidad que UPL ha demostrado en su sentido del voto en materia económica durante los últimos años. La senda de deuda y la inversión en obras y servicios, no puede cortarse de repente. Por ese motivo, UPL no ha impedido la aprobación de las Cuentas de 2020, votando abstención. De hecho, creemos que es necesario que haya cuentas nuevas para poder seguir aportando nuevas medidas a la mejora de calidad de vida de los habitantes de nuestras cuatro localidades.

Por otra parte, desde nuestro partido somos críticos con las enormes carencias que aún existen para normalizar la situación municipal. La falta de una Relación de Puestos de Trabajo sigue lastrando el funcionamiento de la casa, siendo urgente poder destinar el dinero que hoy se gasta en juicios causados por la desorganización, en servicios públicos. Tampoco podemos seguir permitiendo que las inversiones tarden años en ejecutarse, propuestas leonesistas como las obras de las aceras de las calles Dominicas y Padre Coll (del Presupuesto de 2018) o el Cajero Ciudadano (moción presentada en el 2019), o tampoco se materialicen las plazas pendientes tanto del Técnico Superior Informático o la de Vicesecretario/a. Para UPL estas cuestiones son fundamentales, pues hasta que no se normalicen, no seremos capaces, como institución, de dar a los ciudadanos los servicios que merecen y por lo que pagan impuestos.

Desde UPL vamos a ser muy reivindicativos y constantes para que en el mes de septiembre se pueda empezar a tramitar la aprobación del Presupuesto de 2021 antes del 31 de diciembre, tal y como marca la ley. Con medidas así también se demuestra la utilidad de la presencia del leonesismo en las instituciones, pues trabajando con responsabilidad y honestidad en cada institución, se hace una Región Leonesa más fuerte.

Impactos: 48