La Real Federación Española de Caza (RFEC)y la Fundación Artemisan han mantenido una reunión esta mañana con el secretario general de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura y Pesca y Alimentación (MAPA), Fernando Miranda, para analizar diferentes cuestiones de relevancia para el sector cinegético. También ha estado presente la directora general de Producciones y Mercados Agrarios, Esperanza Orellana.

En el encuentro, la Federación Española y Artemisan han presentado una adaptación del documento ‘Propuestas para la PAC post 2020’, en el que se plantea una serie de medidas complementarias a los eco-esquemas presentados por el propio MAPA, así como nuevas medidas que puedan anexarse en las ayudas agroambientales integradas en el segundo pilar de la futura PAC.

Entre las propuestas, que buscan contribuir a revertir la situación actual y mejorar la situación de las poblaciones de fauna menor y de biodiversidad en nuestro agro, se encuentran la implantación de cobertura vegetal viva en cultivos, el fomento de rotaciones con cultivos mejorantes, la implantación y conservaciones de márgenes, la mejora de los recursos hídricos, el pastoreo extensivo o las medidas en favor de la regeneración y conservación de la Dehesa, entre otras.

Durante la reunión se ha hablado también sobre la situación de la tórtola y la preocupación del sector por la insistencia de Europa en prohibir su caza, al tiempo que han vuelto a exponer el gran trabajo que se está desarrollando en favor de la especie por parte del propio sector cinegético a través del Plan Integral de Recuperación de la Tórtola Europea (PIRTE).

Otro de los temas abordados ha sido el Plan de Activación del Sector Cinegético, que tiene como objetivo iniciar un proceso que minimice los efectos de la crisis sanitaria sin precedentes provocada por el coronavirus. El plan recoge una serie de propuestas de cara a la temporada general de caza para el mantenimiento de la actividad cinegética.

Entre estas medidas se encuentran la simplificación administrativa y agilización de procedimientos, medidas económicas y fiscales o un plan de promoción del consumo de carne silvestre, entre otras muchas, y, si bien competen a las diferentes comunidades autónomas, se pretende que el Ministerio ejerza la labor de protección necesaria para que el Plan se lleve a cabo lo antes posible.

Además, en la reunión se ha dado traslado sobre el desarrollo de proyectos como la iniciativa RUFA, en la que están participando ocho cotos demostrativos de diferentes puntos del país, con el objetivo de recuperar las poblaciones de perdiz roja silvestre y otras aves con las que comparte hábitat y que está arrojando resultados muy positivos.

También se ha expuesto la buena acogida del Observatorio Cinegético, una herramienta colaborativa entre cazadores y científicos que cuenta ya con 400 usuarios realizando censos en 102 cuadrículas de toda España, para llevar a cabo una correcta monitorización de las especies cinegéticas que permita mejorar la gestión y que ofrezca resultados válidos y contrastables para la toma de decisiones por parte de los propios cazadores y de la Administración.

Otro tema de los que se ha abordado ha sido la problemática del plomo, donde los representantes del sector cinegético han trasladado las consecuencias de la nueva modificación del Reglamento Europeo Reach puede tener sobre la caza, teniendo como consecuencia el abandono de la actividad y la inseguridad jurídica y personal.

La Ley de Bienestar Animal, la prohibición de caza en Parques Nacionales o la problemática de la caza del lobo han sido otros de los puntos tratados con los representantes del Ministerio.

El encuentro se ha llevado a cabo a través de video conferencia y en él han participado, además del Secretario General y la Directora General, el presidente de la Real Federación Española de Caza, Ignacio Valle, José María Gallardo, miembro de la Junta Directiva de la RFEC, el presidente de la Fundación Artemisan, José Luis López-Schummer, y el director de la Fundación, Luis Fernando Villanueva.

 

Impactos: 93