El Instituto Leonés de Cultura ha entregado 6.060 libros a ayuntamientos y juntas vecinales de todas las comarcas en una iniciativa cuyo objetivo es difundir sus abundantes fondos bibliográficos en el medio rural   

El Instituto Leonés de Cultura de la Diputación de León ha entregado ya un total de 6.060 publicaciones dentro de su campaña “Libros pueblo a pueblo”, una nueva iniciativa del organismo provincial cuyo objetivo es dotar a bibliotecas y casas de cultura del medio rural con fondos bibliográficos propios de la institución. Hasta el momento, el ILC ha surtido de publicaciones a 79 ayuntamientos y 47 juntas vecinales, con 170 lotes solicitados hasta la fecha.

La campaña “Libros pueblo a pueblo” nace de la revisión de los amplios fondos bibliográficos de la Diputación de León por parte del coordinador del ILC, Emilio Gancedo, un importante caudal de publicaciones que abarca temas históricos, etnográficos, sociales, literarios, naturales y turísticos, así como todo tipo de géneros y formatos, desde la narrativa al ensayo pasando por la poesía, la divulgación o la literatura académica. La campaña comenzó a finales del pasado mes de abril con una carta enviada a todos los ayuntamientos de la provincia para informar de la iniciativa, ampliamente respondida con cerca de ochenta solicitudes registradas en menos de una semana.

Los lotes ofrecidos a cada ayuntamiento o junta vecinal constan de entre 45 y 50 libros, y en algunos casos incluyen también mapas y cedés musicales. Cada lote se ha diseñado teniendo en cuenta la comarca en la que se encuentra la localidad solicitante, combinando títulos generales en torno a la provincia leonesa con libros más específicos de cada zona, así como obras de creación literaria de muy diversa índole.

De este modo, ayuntamientos y juntas vecinales de la Montaña Oriental y Central han recibido obras como “En torno a los Picos de Europa” u “Hombres de Sajambre”, de Eutimio Martino; “Cancionero popular de Prioro”, de Marcelino Díez; o “Un viaje histórico por el Alto Esla”, de Julio de Prado, mientras que los del Sureste leonés ya cuentan con “Palabra de pastor”, de Joaquín Bandera; “Memoria gráfica de Sahagún”, de Acacio Díaz; “El mito de Tierra de Campos”, de Javier Callado y Javier Pérez Gil; y estudios sobre Jesús Torbado y Sabino Ordás a cargo de Asunción Castro. A su vez, las localidades del centro de la provincia (Ribera del Órbigo, Maragatería, Cepeda) recibieron títulos como “Pueblo cautivo”, de Eugenio de Nora, y “El concejo de Astorga”, de José A. Martín Fuertes, y los del Páramo y La Valduerna poseen volúmenes del tipo “La flor del Páramo”, de Julio Bruno, y “Los Quiñones Marqueses de Montevirgen”, de José Antonio Martín Fuertes, entre otros.

Los lotes adjudicados a las localidades bercianas que se han adherido a esta iniciativa incluyen “Reseñas y confidencias”, de Antonio Pereira; “Cronicón berciano”, de Ramón Carnicer; y “Literatura de tradición oral en el Bierzo”, de Alicia Fonteboa. Finalmente, para la Montaña Occidental se han reservado títulos como “El filandón de San Pelayo”, de José Carlón; “León y la Institución Libre de Enseñanza”, de Eduardo Huertas; “Toponimia de Orallo”, de Teresa Llamazares; y “Arquitectura tradicional de la comarca de Omaña y valle de Samario”, de Joaquín Alonso.

Para todas las comarcas, además, se han incluido obras ya clásicas en el catálogo de publicaciones del ILC, como “La piedra celeste. Creencias populares leonesas”, de Francisco Javier Rúa y Manuel E. Rubio; “Arbolio. Cuentos tradicionales”, de Ángel Fierro: o el facsímil “El León de España”, de Pedro de La Vezilla, y novedades de interés como “Las Montañas de León en el Quijote de Cervantes”, de José Antonio Llamas, al igual que libros de gran formato. Tampoco han faltado títulos de la histórica colección Provincia de poesía ni obras ganadoras del Premio de Novela Tierras de León.

Para el coordinador de Proyectos del ILC, Emilio Gancedo, la campaña “Libros pueblo a pueblo” constituye “una buena forma de dar a conocer la gran labor que ha venido realizando la Diputación de León en cuanto a investigación, divulgación y fomento de la actividad literaria, así como de dotar de material bibliográfico específicamente leonés a nuestras bibliotecas, centros sociales y casas de cultura”.

Impactos: 33