El Ayuntamiento aprueba sin votos en contra  todos los puntos del día del pleno

PSOE, PP, UPL y Podemos ratifican la modificación de créditos para dotar los bonos al consumo

El Pleno ordinario del Ayuntamiento de León ha dado luz verde sin votos en contra todos los puntos del día en la sesión que ha combinado la forma telemática con la presencial. La unanimidad rigió en 11 de los 12 puntos del orden del día y únicamente el Grupo Ciudadanos rompió este consenso al abstenerse en la votación de la modificación de créditos para generar los fondos destinados al programa de bonos de consumo para apoyar doblemente a las familias leonesas y  la actividad de proximidad.

La sesión ha aprobado también la moción presentada por todos los grupos municipales sobre revocación de las competencias delegadas en la Junta de Gobierno Local por acuerdo plenario de fecha 24 de julio de 2019. Una propuesta ratificada por todas las formaciones ya que, como señaló el concejal de Régimen Interior, Vicente Canuria, era un compromiso explicado en ese mismo pleno por al alcalde que expresó su disposición de revertir esta delegación si así se consensuaba.

En lo que se refiere a la moción presentada por el grupo municipal de Ciudadanos y Popular para instar al Gobierno a que el remanente de tesorería del Ayuntamiento que resulta del superávit de la liquidación presupuestaria del ejercicio 2019, pueda destinarse en su totalidad para hacer frente a las consecuencias del Covid- 19.  El alcalde, alegando el documento elaborado por la FEMP para gestionar la atención post-crisis, ha explicado “que es necesaria implementación de estas dos líneas de actuación para que la Administración Local pueda desarrollar su potencial en la lucha contra los adversos efectos que está generando la pandemia”.

Explicó Diez que la reclamación se basa en dos frentes. “El primer pilar se basa en facilitar el uso integro de los Remanentes de Tesorería para Gastos Generales, generados por cada entidad local, así como la flexibilización de los impactos que tal uso genere en la evaluación de los parámetros de estabilidad presupuestaria, regla de gasto y sostenibilidad financiera, trasladando al subsector local la flexibilización, o incluso la suspensión, en su caso de las exigencias derivadas del pacto de estabilidad y crecimiento que los órganos procedentes de la UE han anunciado que van a adoptar para facilitar la recuperación derivada de la pandemia Covid-19. Es decir, medidas de flexibilización del impacto de la estabilidad presupuestaria y regla de gasto en el uso del remanente de tesorería, que permitan el uso de los excedentes locales para los gastos derivados de la pandemia y planes de reconstrucción.

El segundo pilar exige la creación y puesta a disposición de los entes locales de tres Fondos, agregó Diez. “Un fondo financiero que pueda ser destinado exclusivamente a la recuperación tanto social como económica, este fondo se propone se nutra de 5.000 M€ para el 2020 y una cantidad no inferior a 1.000 M€ para 2021, debiendo tener este fondo un carácter no reembolsable por parte de los entes locales.  Así como un segundo bloque de dotación, para ampliar este fondo, de financiación que procederá de la UE, de acurdo con el porcentaje del gasto local respecto del gasto público total en España que es del 14,16%. La articulación de esta segunda línea de financiación del fondo debería ser, en idénticas condiciones,  en las que la UE facilite dichos fondos: la parte que se facilite como transferencia “a fondo perdido” debería serlo para también para los entes locales beneficiarios”.

El segundo fondo estaría destinado al sostenimiento del transporte público colectivo urbano que cubra el déficit generado por este servicio público durante la crisis del Covid-19. Este fondo extraordinario que, se propone, tendría una dotación de 1.000 M€. Y, por último, un Fondo para la colaboración de las Entidades Locales en la gestión del ingreso mínimo vital, que precisará de la aprobación de un Fondo propio independiente del remanente líquido de tesorería”.

Además Diez apunta que es precisa además, tal y como incluye ese  documento aprobado por la Junta de Gobierno de la FEMP,  “la prioridad para el establecimiento de las bases para una reforma de la financiación local, así como también una reforma de la Ley de Bases del Régimen Local. Ya que esta crisis ha puesto de manifiesto no solo las carencias y necesidades de la administración local, sino también la realidad de ser los ayuntamientos las administraciones públicas que aportan inmediatez y proximidad a la resolución de los problemas de la ciudadanía”, explicó el regidor.

La sesión, de más de horas de duración, comenzó con un minuto de silencio por las víctimas fallecidas por el coronavirus.

Impactos: 19