El Consistorio se plantea limitar el tráfico a 30 kilómetros hora en toda la ciudad

La peatonalización afectará a cuatro calles del centro y se estudian nuevas medidas en los barrios

El Ayuntamiento de León cortará al tráfico rodado cuatro calles de la ciudad, durante los fines de semana, para garantizar la movilidad personal, el distanciamiento social y la seguridad en los desplazamientos durante el proceso de desescalada. Así, explica el alcalde José Antonio Diez se garantizan nuevos espacios en las áreas más transitadas para movilidad personal abriendo espacios para mantener, sin riesgo, los dos metros de distancia social recomendados.

Con el objetivo también de incrementar la seguridad en las vías, el Ayuntamiento se plantea limitar la velocidad en toda la ciudad a 30 kilómetros por hora y ampliar los ciclocarriles.

La peatonalización provisional regirá desde este sábado a las 14 horas y el domingo durante toda la jornada. Afectará a la calle Independencia íntegra. La avenida Gran Vía de San Marcos en su primer tramo, desde la plaza de Santo Domingo hasta la plaza de la Inmaculada. La calle Villabenavente, desde República Argentina hasta la Plaza de Las Cortes Leonesas, y la avenida de Ramón y Cajal, desde la intersección de la calle de La Torre hasta plaza de Santo Domingo.

El consistorio prevé estas calles en una primera fase, pero se estudian nuevas vías en los barrios para abrirlas a la prioridad peatonal durante los fines de semana. Las medidas se aplicarán inicialmente durante la vigencia del Estado de Alarma y la vigencia de las medidas especiales de contención.

El alcalde ha explicado hoy también que los técnicos municipales en colaboración con el sector de la hostelería han preparado ya una batería de medidas de adaptación de los espacios públicos para la instalación de terrazas y veladores durante la vigencia de las medidas especiales de contención del COVID. Estas directrices garantizan la distancia de más de dos metros entre las mesas de las terrazas así como la instalación de marcas que delimiten el espacio habilitado para mesas y sillas con los nuevos parámetros de aforo de los establecimientos y espacio para la movilidad personal.

La nueva distribución supone ampliar áreas de terrazas en zonas peatonales pero también la ocupación de algunas superficies antes destinadas al estacionamiento de vehículos.

Las medidas de terrazas entrarán en vigor con el paso a la Fase 1 que permite la apertura ya de establecimientos de hostelería y restauración para venta in situ aunque con limitaciones de aforo y medidas de seguridad especiales.

Estas regulaciones no solo van dirigidas a la ampliación del espacio en el que se pueden utilizar las terrazas, sino que se prevén otras destinadas a la simplificación administrativa para la solicitud de nuevas terrazas de establecimientos hosteleros que no disponían de ella, o de aquellos otros que aun disponiendo de un número determinado de veladores pudiesen instalar un número mayor.

Todas estas disposiciones se están consensuando con las asociaciones profesionales, a través de las mesas sectoriales, para garantizar la vuelta a la normalidad de los establecimientos con la mayor celeridad posible, tras el decreto de la Fase 1, y en las mejores condiciones.

Impactos: 40