Una ruta muy bonita para cuando salgamos del confinamiento. Hay que tener planes.

Colinas del Campo de Martín Moro Toledano es un pueblo con el nombre tan largo como su belleza.

Distancia recorrida: 15 kilómetros.

Dificultad: Media.

Punto de partida y llegada: Colinas del Campo de Martín Moro Toledano (circular).

Colinas del Campo de Martín Moro Toledano es el pueblo con el nombre más largo de León, y casi seguro de España. Para llegar a Colinas hay que salir en dirección a Galicia. En la autovía a unos 80 kilómetros se toma el desvío a Folgoso de la Ribera. Se pasan Boeza e Igueña y llegamos a Colinas. Hay algo más de cien kilómetros desde León.

Hay unos 110 km. desde León hasta Colinas del Campo de Martín Moro Toledano

Colinas es “Conjunto histórico de interés cultural” desde su declaración el 10 de noviembre de 1994.

La ruta hacia la Campa de Santiago se inicia por la travesía de la ermita. Subiendo levemente.

El camino es amplio inicialmente, permite incluso el tránsito de vehículos. Está bien indicado con señalización y discurre permanentemente al lado del río Boeza al que cruza varias veces.

Hay fuentes y agua por todos los sitios, y con agua abundante. Una de las fuentes, la de San Juliano, tiene una leyenda que anima a beber y presume de la calidad de su agua. Aunque ya se sabe, hay que beber agua sólo en los sitios seguros, después pasa lo que pasa.

El camino, aunque ascendente, es cómodo y muy bonito. Al principio está abierto, pero después se va cerrando, rodeado de hayas, acebos y avellanos.

El camino cruza varias veces el río Boeza, casi siempre por puentes, pero una de sus travesías tiene cierta dificultad y un pelín de emoción por si llevas una mojadura.

Al llegar a la Campa de Santiago, aunque algunos la llaman también Campa de Martín Moro, el terreno se abre maravillosamente y la vista llega lejos, lejos.

Dice la leyenda que en esta campa tuvo lugar una lucha entre los sarracenos capitaneados por Martín Moro y las tropas cristianas de Ramiro II. La lucha estaba muy equilibrada y se iba decantando en favor de los moros. Los cristianos imploraron la ayuda de Santiago, que acudió en su caballo blanco y capitaneó a las tropas cristianas hacia la victoria.

En honor de Santiago, los pueblos de Fasgar y Colinas, celebran en 25 de julio en esta ermita una romería.

La vuelta para el pueblo es todo descendente y bastante cómoda.

Un café y unos refrescos en Colinas y de vuelta para casa, eso sí, con la pereza de tener que conducir cien kilómetros a León. Hasta otro día Colinas del Campo de Martín Moro Toledano.

Se puede ampliar la ruta y ver detalles en nuestro blog, pinchando el siguiente enlace: http://leonesesderuta.blogspot.com/2012/05/ruta-de-colinas-del-campo-la-campa-de.html

 

Impactos: 72