El Partido Popular de San Andrés del Rabanedo ha propuesto que el Ayuntamiento exima de pagar la tasa por ocupación de la vía pública a los propietarios de las terrazas existentes en el municipio como una medida más para ayudar a este sector en su nueva y complicada etapa debido a la crisis sanitaria del coronavirus. “No es una cantidad muy importante, asumible para el Consistorio con superavit y remanente positivo gracias al Plan de Ajuste aprobado por el PP pero sí constituye una ayuda muy importante para cada hostelero puesto que las terrazas se convertirán en una fuente principal de ingresos”, argumentó Noelia Alvarez.

La exención de esta tasa forma parte del bloque de medidas propuestas por los populares de San Andrés para que el sector empresarial afronte las consecuencias de esta crisis sanitaria. Entre estas iniciativas, que hasta ahora no han tenido respuesta alguna por parte del equipo de gobierno del PSOE están la rebaja de la tasa del agua y la exención de la de la basura para aquellos negocios afectados por el cierre así como la rebaja del IBI o del Impuesto de Actividades Económicas o la bonificación del Impuesto de Vehículos a los vehículos comerciales utilizados por las empresas. A este respecto, la portavoz popular confía en que estas propuestas “tengan aceptación por parte del equipo de gobierno socialista que hasta ahora tan solo ha tomado la medida de aplazar el pago de impuestos pero en ningún caso habla de exención o bonificación”. De hecho, los populares aseguran que “las empresas están en una clara situación de debilidad financiera que no se corregirá aplazando pagos sino reduciendo o bonificando”. Las empresas, añaden, necesitan incentivos y no más impuestos.

Además, y dada la situación de excepcionalidad que ha producido esta crisis sanitaria, la portavoz popular ha sugerido que el equipo de gobierno  socialista inicie la modificación de todas las ordenanzas municipales con el fin de que se incluyan nuevos artículos que abarquen casuística excepcional como la vivida a causa del coronavirus. “Nada volverá a ser igual y por eso el Ayuntamiento también tiene que adaptarse lo más rápido posible a esta situación y ofrecer un servicio acorde a las demandas y necesidades de los ciudadanos más allá de los servicios sociales”, recalca Noelia Alvarez que resalta la importancia de estar preparados ante otra contingencia de estas características que pueda suceder en años venideros.

Impactos: 43