OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Juan Pablo Regadera ha remitido a los grupos políticos que conforman la corporación municipal un documento que contiene una serie de medidas de alivio fiscal y económico para negocios, comercios, autónomos y familias afectadas por la pandemia de la COVID-19

Supresión de tasas, bonificación de impuestos y ayudas directas son algunas de las medidas a tomar que precisan del apoyo de administraciones superiores para su correcta puesta en marcha dada la situación de excepcionalidad social y económica que atraviesa España

El alcalde de Valencia de Don Juan, Juan Pablo Regadera, ha remitido recientemente al Partido Popular, que conforma junto al PSOE la corporación municipal del Ayuntamiento coyantino y a la Asociación de Empresarios y Comerciantes (Asemco), un documento en el que contempla una serie de medidas destinadas a aquellos colectivos del municipio que más duramente han sido golpeados por la pandemia de la COVID-19 en su aspecto económico. “Pretenden ser un alivio fiscal y económico para los negocios, comercios, autónomos y las familias más afectadas por lo que ha supuesto para la economía local la entrada en vigor del real decreto que declaró el estado de alarma el pasado 14 de marzo.

Las medidas planteadas serán debatidas con los grupos políticos y agentes sociales, y expuestas en un próximo pleno para su aprobación buscando el consenso con los compañeros de la corporación municipal del Partido Popular. “Vivimos en un momento en el que la grandeza de un municipio se ha demostrado con los pequeños gestos de nuestros vecinos para contribuir al bien común y ahora somos nosotros, desde la administración municipal, a quienes nos corresponde tener la altura de miras suficiente para ayudar a quienes más necesitan de un empujón para continuar adelante”, ha declarado el regidor, quien apuesta “por volcar todos nuestros recursos presupuestarios disponibles en sostener nuestro tejido empresarial y a las familias lógicamente que más están sufriendo esta crisis sobrevenida”.

El citado documento, en el que se lleva semanas trabajando, está pendiente de debate entre todas las partes de la corporación municipal y tiene una doble vertiente: el tejido empresarial y las familias.

En cuanto a autónomos y micropymes afectadas económicamente por los efectos de la pandemia planteamos ayudas directas durante un periodo de tres meses consecutivos (previsiblemente de abril a junio, ambos inclusive). Para este colectivo el Consistorio contempla además la bonificación del pago de agua y alcantarillado de lo que resta del año 2020 así como la supresión de tasas por la instalación de terrazas en este mismo año o la devolución de la parte proporcional a las de pago anual el cual ya haya sido efectuado, con efectos desde el 15 de marzo al 31 de diciembre. Los beneficiarios de estas ayudas deben acreditar la disminución de la facturación desde el 1 de abril al 30 de junio en al menos un 60 por ciento con respecto a la facturación mensual del mismo periodo del año 2019.

En el caso de las ayudas a las familias, el requisito para optar a ellas ha de ser que alguno de los cónyuges haya perdido su empleo a raíz de la crisis sanitaria (desde el 15 de marzo hasta la fecha de solicitud). En este caso habrá líneas de ayuda diferentes según la situación de cada núcleo familiar (ERTE, uno o dos cónyuges en paro) y estas irán encaminadas a aliviar la economía doméstica de las familias coyantinas: “además de contar con ayudas directas para los más afectados, la reducción en el pago de las matrículas a las Escuelas Municipales Deportivas y de Música y compensar el coste que para el bolsillo de estas familias supone el IBI, el Impuesto de Circulación de este año o las tasas de agua y alcantarillado, son algunas de las medidas que pretendemos tomar” explica Regadera. A ellas se sumarán también una ayuda del 50% en el pago de las facturas de suministros de luz y gas a las familias que han quedado en una situación más vulnerable y un incremento de la cuantía de las ayudas a la adquisición del material escolar de cara al curso 2020/2021. Cada niño escolarizado podrá optar a una ayuda de 100 euros. Para todo ello, las familias deberán acreditar que la renta de la unidad familiar no supera tres veces el Iprem (establecido en 2020 en 537,84 euros), que se incrementarán en un 0,2 por cada miembro que forme parte de ella.

El Ayuntamiento de Valencia de Don Juan piensa también en medidas adicionales a las ya expuestas. En relación con el carné anual de socio del Polideportivo, en caso de no permitirse por parte de las autoridades sanitarias la apertura de las piscinas municipales en la temporada estival o de permitirse con limitaciones de aforo y uso, se procederá a una reducción en la cuota anual de socio entre el 50 y el 100 por cien a todos los usuarios.

“Para lograr la puesta en marcha de estas ayudas es requisito imprescindible que las administraciones superiores a las entidades locales nos faciliten el trabajo con una disminución de requisitos burocráticos. Debemos tener en cuenta que no podemos trabajar con un presupuesto ordinario en los ayuntamientos siendo la situación actual de extrema excepcionalidad”, ha declarado el alcalde de Valencia de Don Juan. “Es necesario que el Gobierno, como administración central, recoja el guante para que los ayuntamientos podamos trabajar ayudando a nuestros vecinos en momentos de extrema vulnerabilidad. Es incoherente no poder cumplir con quienes más nos necesitan teniendo unas cuentas corrientes municipales saneadas y con remanentes. El dinero está para gastarlo y ahora es cuando más se necesita”, ha expuesto Regadera. El regidor está “dispuesto” a llegar con esto “hasta donde la ley nos permita y hasta donde fuera preciso”.

El impulso unánime de todas las formaciones políticas y el debate con los agentes sociales son las dos guías que pretenden tener estas medidas que consideran “ambiciosas” pero también “abiertas y flexibles” pare recibir el máximo impulso con el que llevarlas a término. “Nuestros vecinos han cosido mascarillas, se mantienen en sus casas, cumplen generalmente con cuanto les hemos pedido para frenar la expansión del coronavirus y nosotros, como miembros de una administración, debemos estar ahora a su altura. Es el momento de cooperar, contribuir y colaborar para conseguir que nadie en Valencia de Don Juan se quede atrás para poder seguir escribiendo el presente y el futuro de nuestro municipio”, ha concluido el regidor.

Impactos: 24