La Federación Leonesa de Empresarios solicitó el pasado 17 de marzo a los principales ayuntamientos de la provincia y a la Diputación de León un aplazamiento del pago de impuestos (IBI, IVTM, IAE o Gersul) para finales del año 2020. Dicha solicitud estuvo motivada por la declaración del Estado de Alarma por el Covid19 ya que suponía una parálisis total del sistema económico, principalmente para sectores como hostelería, turismo o comercio.

En medio de esta grave situación sanitaria y económica, las distintas administraciones locales han ido tomando medidas de carácter fiscal y tributario que Fele valora positivamente pero que dada la magnitud del problema continúan siendo insuficientes.

En cuanto a las medidas anunciadas por la Junta de Castilla y León en lo que respecta al aplazamiento del pago de impuestos, aunque se valora el esfuerzo realizado, Fele considera que es imprescindible que se incluya un mayor plazo. Por otra parte, Fele destaca también que el paquete de medidas fiscales, tributarias y de Seguridad Social tomadas por el Gobierno central son tardías, poco efectivas e incluso discriminatorias ya que varían en función de la facturación de la empresa.

Es por ello que la federación reclama mayor sensibilidad y mayor esfuerzo con las empresas de la provincia de León y también con los particulares, ya que todos sufren los efectos demoledores del Covid 19. Ante esta situación, Fele considera que estas medidas son solo un parche temporal y no sirven para hacer frente a la hecatombe económica en la que están sumidas las empresas de la provincia. Por ello, solicita de forma inmediata a las administraciones un plan de choque que permita la supervivencia del tejido empresarial, principalmente de los sectores del turismo, hostelería o comercio, que sufren una auténtica paralización de su actividad.

En ese plan de choque es necesario que se acuerde un aplazamiento del cobro, e incluso la reducción, de tasas e impuestos hasta que las empresas generen un flujo de caja. Asimismo, dado que en los próximos meses es impensable que empresas y particulares puedan hacer frente a todas las obligaciones tributarias cumpliendo con el actual calendario fiscal, Fele solicita además un cambio en el mismo condicionado por la situación de crisis que sufre el país.

Impactos: 33