El abajo firmante, con una edad que supera algo el medio siglo, nacido en la calle Suero de quiñones, núm. 30 (frente al antiguo garaje Senén de bicicletas y encima de la bodega “Los Montañeses”), leonés por consiguiente por los cuatro costados, y tan español o más que cualquier otro que se precie de serlo, ha decidido no aguantar más a las huestes castellanas, dominadoras de mi tierra Leonesa.

Uno, que fue socio de la UPL con un número más bajo que mi medio siglo de existencia, miembro activo de la misma, hasta el día que me resistí a aceptar “ciertas cosas” de aquella UPL, lo que me costó la expulsión de la misma el día que el Sr. Joaquín Otero fue nombrado Secretario General. Desde entonces hasta hoy posiblemente he tenido más puntos de desencuentros que de encuentros. Pero el 27 de febrero me he sentido totalmente unido (mejor dicho, identificado) con el Sr. Joaquín Otero. Me he sentido abofeteado, insultado y pisoteado por aquél que dice llamarse presidente de los castellanos y de algunos leoneses.

El hecho de que el Sr. Joaquín Otero esté en las Cortes castellanas, es debido a unos votos en las urnas depositando así su confianza en lo que él representa. Este sólo hecho debe ser motivo suficiente de respeto hacia las ideas defendidas por el Sr. Diputado, y no de menosprecio, no sólo por el presidente de la Autonomía sino por muchos de los diputados que tuvieron a bien reírse de lo defendido en nombre de los leoneses

En las líneas de arriba decía que el Sr. presidente lo es de algunos leoneses, sobre todo de aquellos que se venden por un plato de lentejas, dado que a esta bendita tierra la han dejado como un desierto y no hay “chuscos” para todos. Es también presidente de aquellos que, por miedo al ridículo, no dicen o manifiestan lo que sienten por el qué dirán.

Pues bien, señores, mi orgullo y mi personalidad son mucho más fuertes que el sentido del ridículo. A partir de abril manifestaré mi derecho a solicitar la AUTONOMIA LEONESA que, como pueblo y región, a la que tenemos derecho, figura en “MI” CONTITUCION ESPAÑOLA.
Señor presidente de la autonomía castellana: todos los primeros sábados de cada mes me tendrá delante del palacio de los Guzmanes a partir de las 11 de la mañana solicitando mi derecho CAVERNARIO a ser miembro de una España autonómica, no castellana, y sí LEONESA

Fdo.: Félix José Pérez Echevarría

Impactos: 104