Ante la decisión de los juzgados de los Social de Ávila, Salamanca, Segovia, León y Zamora de otorgar un plazo máximo de 24 horas a la Consejería de Sanidad para que suministre, de manera “urgente y continuada”, equipos de protección al personal sanitario; los Servicios jurídicos de la Junta de Castilla y León están trabajando para presentar recursos ante los autos presentados -todos ellos con un contenido prácticamente idéntico-. Al tiempo que se trabaja también para aclarar y mostrar, ante esta acusación del sindicato médico, la ingente labor de Sacyl en los centros sanitarios.

Así se recogerá y aclarará en todos los recursos que se presenten. En los que se aportará, asimismo, documentación que acredite todas las gestiones para la compra de material que se están llevando a cabo, así como las acciones que en cada provincia se han dispuesto para los centros asistenciales y que tienen como resultado su abastecimiento en el tiempo que dure la crisis.

Previsiblemente este requerimiento se efectúa al no conocer todo el trabajo que, de modo permanente e intenso, está haciendo la Junta para conseguir material y repartirlo. Siempre con el objetivo de garantizar que los trabajadores tienen el equipamiento de protección necesario para la realización de su trabajo. Ya que ellos son nuestra prioridad absoluta por el trabajo que están desarrollando magníficamente.

Por el momento, la Consejería de Sanidad ya ha distribuido un total de 2.992.982 artículos sanitarios para protección personal frente al coronavirus COVID19, entre los que destacan 863.893 mascarillas, 1.599.855 guantes, 394.969 calzas, 47.250 batas o 27.687 buzos. Siendo esto sólo una primera parte de todo lo que se está adquiriendo por parte del Ejecutivo regional, ya que se sigue trabajando para adquirir y recibir más material desde diferentes puntos productores y distribuidores. Para lo que se está contando además con el esfuerzo y cooperación de todas las consejerías de la Junta de Castilla y León, así como con la colaboración de multitud de empresas y particulares a las que hay que agradecer su disposición.

Tal y como ha explicado la consejera de Sanidad, Verónica Casado, en una rueda de prensa ofrecida esta misma mañana “nuestra prioridad fundamental es la población de Castilla y León y la seguridad de nuestros profesionales. Y eso lo puedo garantizar, y lo garantizo, desde el momento uno en que esto ha aterrizado en nuestra Consejería. Hay un problema de stock a nivel mundial y estamos trabajando, día y noche, para conseguirlo desde hace mucho tiempo, y no porque se nos solicité con medidas cautelarísimas”. Asimismo, la consejera ha añadido que “no es el momento de hacer estos movimientos. Es el momento de preguntarnos todos y cada uno, qué puedo hacer para solucionar los problemas, cómo puedo ayudar. En esa semana esperamos que vaya llegando más material y que, nada más llegar el material, lo vamos a solucionar”. Por último, aseguró que “puedo afirmar que si hay alguien preocupado por la seguridad de los profesionales soy yo. Y cuando digo yo, es en nombre de toda la Consejería de Sanidad y de todo el Gobierno regional. No creo que haya ni una sola persona que no esté dedicando intensamente todos sus esfuerzos a conseguir que nuestros profesionales estén seguros y nuestros pacientes estén lo mejor tratados posible. Y eso lo puedo garantizar”.

Desde la Consejería de Sanidad lamentamos, eso sí, que en vez de tener a nuestra gente trabajando en las gestiones que todo el mundo demanda ahora, tengamos que detraer recursos humanos para dedicarlos a hacer recopilación de ingente documentación para su presentación en el juzgado. No pedimos ayuda al que no quiera ayudar en esta situación. Pero nos vemos en la obligación de pedir que, al menos, no nos den un trabajo que nada aporta y que, además, resta efectivos para lo verdaderamente importante que es atender a nuestros profesionales.

Impactos: 27