Desde la Asociación Provincial de Viajes de León (Aprolav), integrada en la Federación Leonesa de Empresarios (Fele) y único interlocutor del sector en la provincia,  expresan su malestar y preocupación ante la situación actual provocada por la crisis del COVID 19. Aseguran que tendrá consecuencias para toda la economía y  que golpea con mayor contundencia al principal motor de la provincia, la industria turística, y en especial al sector de las agencias de viajes.

El no haber considerado la excepcional situación de las empresas y sus trabajadores de las agencias de viajes, tal como se ha establecido en otros países; no haber considerado la necesidad de publicar un Real Decreto-ley en el que, además de articular un conjunto de actuaciones en el ámbito de lo laboral y de seguridad social, se habilite un fondo de ayuda extraordinario para cubrir las mismas, dificulta la continuidad de un sector gravemente perjudicado por esta crisis, aseguran desde la asociación. Se trata de establecer un marco de ayudas que permitan afrontar esta situación evitando que se originen consecuencias irreversibles para las empresas y el empleo y que garanticen una protección adecuada a uno de los más importantes sectores económicos de la España.

Aprolav considera que las medidas adoptadas por el Gobierno en apoyo de las empresas turísticas, y en concreto, de las agencias de viajes son totalmente insuficientes, por lo que se sienten decepcionados y  no contribuyen a proteger a este sector que está especialmente afectado, ya que estas medidas no han contemplado la características del sector y nos obligan a reducir plantillas y estructuras. Todo ello es muy grave para el sector y para la economía.

Además, los empresarios de agencias de viajes consideran que todo esto genera un grave perjuicio para el turismo español, que nunca había tenido una situación igual.

De este modo, Aprolav espera que se tomen las siguientes medidas:

  • Suspensión de las cotizaciones de la Seguridad social, a la fiscalidad o incluso reducción de impuestos con el fin de paliar esta caída. Las agencias necesitan una suspensión y no un aplazamiento.

–     Ayudas directas al sector.

–     Ayuda desde el Gobierno para el mantenimiento del empleo o que el FOGASA asuma, al menos una parte, de los despidos que se produzcan por causas económicas.

Impactos: 21