Dando que febrero aún es un mes óptimo para ello, ambas instalaciones aguardan la llegada de nuevas precipitaciones que permitan reabrir la estación lacianiega y aumentar la superficie en la de Puebla de Lillo

La ausencia de precipitaciones de nieve de las últimas semanas ha obligado a suspender temporalmente la temporada en la estación Valle Laciana-Leitariegos. La pérdida de espesor en pistas durante los últimos días y las altas temperaturas impiden el mantenimiento de la mínima capa indispensable para la práctica del esquí.

Por su parte, la estación de San Isidro, donde también aguardan que la nieve haga acto de presencia, mantiene abiertos 17,6 kilómetros esquiables de los 34 de que disponen las instalaciones y con espesores que también se han reducido ligeramente en los últimos días.
No obstante, desde las estaciones de esquí de la Diputación provincial confían que en las próximas semanas se produzcan nuevas nevadas que permitan restablecer la normalidad en el caso de Leitariegos y aumentar la superficie esquiable en San Isidro.

Cabe recordar que esta temporada arrancaba el pasado 29 de noviembre, en fechas mucho más tempranas que en los ejercicios anteriores y con buena cantidad y calidad de nieve, lo que ha permitido, hasta la fecha, sumar importantes cifras de usuarios que han podido disfrutar de la oferta de las instalaciones. Por todo ello, confían en que las previsiones meteorológicas recobren las condiciones propias de estas fechas y permitan continuar con una buena campaña de nieve en la provincia de León.

Impactos: 41