El presunto autor, agente distribuidor de la operadora suplantaba identidad de terceras personas para formalizar contrataciones telefónicas

Ocasionados perjuicios a la empresa operadora por valor de 35.111 euros

– Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría Provincial de León han procedido en el día de ayer a la detención de un varón, español de origen ecuatoriano, de 32 años de edad, como presunto autor de delitos de usurpación de estado civil y estafa.
Tras la denuncia realizada por una operadora de telefonía se procedió a la identificación y detención de una persona, agente – distribuidor de la misma operadora, que entre septiembre de 2016 y octubre de 2017 suplantando la identidad de terceras personas formalizaba contrataciones de líneas telefónicas con adquisición de terminales telefónicos de alta gama e impago de las correspondientes facturas, ocasionado un perjuicio económico de 35.111 euros.
Con ocasión del requerimiento de un particular el departamento de seguridad corporativa de la operadora de telefonía procedió a analizar las contrataciones y adquisiciones de terminales en las que había intervenido uno de sus agente- distribuidor, quien aprovechándose de esa condición suplantaba la identidad de terceras personas

formalizando contratos a nombre las mismas, confirmándose un total de cuarenta y siete servicios activados. Además vinculados a la contratación de estas líneas se remitieron por la empresa operadora veintiún pedidos que incluían 68 terminales móviles.
Desde el departamento de seguridad de la operadora de telefonía se logró vincular las contrataciones fraudulentas y los pedidos de terminales telefónicos al confirmarse que las solicitudes habían sido tramitadas por el mismo comercial, siendo coincidentes los datos aportados en las contrataciones como domicilios de entrega de pedidos, teléfono de contacto, y líneas con los mismos terminales telefónicos.

Estas contrataciones se llevaron a cabo sin el conocimiento ni el consentimiento de las personas que constan como titulares de las mismas. Además por estas contrataciones se han ocasionado perjuicios a la operadora de telefonía derivados del impago de las facturas emitidas por importe de 35.111 euros, en las que se incluyen las cuotas correspondientes al pago aplazado de los terminales adquiridos en el momento de la contratación.

El presunto autor de los hechos denunciados, quien ya cuenta con diversos antecedentes policiales, tras prestar declaración fue puesto en libertad, tramitándose el oportuno atestado que fue remitido al Juzgado de Instrucción de guardia de los de León.

Impactos: 35