Una derrota que no refleja lo vivido en la Rosaleda, pero que hace justas vencedoras al equipo de Benavente que supo reponerse del primer gol de Astu y que con una gran segunda parte consiguió la amplia victoria.

Gran apoyo de la afición que viajó con el equipo y que no pudo ver una victoria de las suyas, pero que en todo momento ha estado animando de manera ejemplar.
Después del partido, Óscar Iglesias manifestaba: “Felicito a las jugadoras, empleados y cuerpo técnico de Benavente por el buen trato recibido y por la justa victoria, y felicito a mis jugadoras por su lucha y no bajar los brazos en ningún momento. Es una derrota que nos aleja del primer puesto, pero seguiremos luchando hasta el último partido para

conseguirlo, no dejaremos que un partido nos distraiga de nuestro objetivo. Pido perdón a nuestra afición y agradezco su apoyo incondicional a la plantilla”.
Este fin de semana no hay jornada de liga, por lo que el cuerpo técnico aprovechará para preparar su próximo enfrentamiento en casa.

Impactos: 37