consejero de la Presidencia ha recibido esta mañana al alcalde de Arroyo de la Encomienda para conocer las reivindicaciones del municipio al Ministerio de Fomento en relación con el Proyecto de Trazado de la Autovía de Castilla A-62 a su paso por la localidad vallisoletana.

El consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, ha mantenido un encuentro con el alcalde de Arroyo de la Encomienda (Valladolid) y representantes municipales para conocer el estado del Proyecto de Trazado de la Autovía de Castilla A-62 en su tramo Cigales-Simancas, que afecta a su paso por la localidad vallisoletana y que ha supuesto la presentación de alegaciones por parte del ayuntamiento al Ministerio de Fomento.

El consejero ha valorado el hecho de que estas reivindicaciones presentadas al Ministerio cuenten con el respaldo de todos los grupos políticos del consistorio, entendiendo esta unidad y consenso como fundamental en las reclamaciones que se le hagan al Gobierno en favor de los vecinos de Arroyo de la Encomienda.

“La Junta de Castilla y León siempre estará al lado de sus paisanos, por eso todo lo que suponga una merma en su calidad de vida nos afecta directamente, además el nuevo Ministerio de Fomento incluye en su denominación la ‘movilidad’ de forma prioritaria, entendemos por tanto que podrá atender las demandas de movilidad que legítimamente reclaman los vecinos de Arroyo, una localidad que además representa uno de los núcleos de población con mayor crecimiento y perspectivas de nuestra Comunidad”, ha declarado Ibáñez.

El alcalde ha trasladado al consejero que la solución planteada en el proyecto de trazado supone una grave reducción en la capacidad de acceso de los vecinos así como enormes carencias desde el punto de vista técnico, económico, urbanístico, social y medioambiental. Las alegaciones presentadas hacen hincapié en soluciones que no perjudiquen el recorrido de las familias residentes, así como los accesos a instalaciones de ocio y deporte que supondrían un perjuicio económico para el área metropolitana de Valladolid.

El consejero ha manifestado el compromiso de la Junta con “una reivindicación justa y razonable para defender los intereses de los arroyanos, un ejemplo más de la labor de vigilancia del gobierno autonómico frente a decisiones que puedan perjudicar el desarrollo efectivo de esta tierra”. Asimismo, ha recordado que la lealtad de la Comunidad con el Gobierno central y con España es incuestionable, pero que la Junta siempre será beligerante en la defensa de los intereses de los castellanos y leoneses.
Galería Multimedia

Impactos: 40