Aunque parezca extraño voy a comenzar diciendo que estoy encantado de que a se pueda formar gobierno y que no este en funciones.
Ya era hora.
Y el gobierno es el que decida el Presidente que fue investido por el Parlamento no el que
quisiera cada uno de los partidos políticos ,ni mucho menos,el que quisiera cada
ciudadano.
Parece mentira que haya que recordar lo obvio,pero a la vista de lo ocurrido durante el
debate de investidura,parece necesario.
Cuando todavía no ha nacido este nuevo gobierno,ya la mayoría de medios de
comunicación apoyados por sus poderes fácticos,hacen aspavientos vaticinando el horror
que se avecina para los españoles.
Sin embargo hay que destacar aspectos positivos,no solo negativos,del nuevo gobierno
que será.
Entre los primeros me quedo con que es la primera vez que habrá un gobierno de
coalición y la primera que las izquierdas – generalmente irreconciliables – se han puesto de
acuerdo,que no es poco.
A cada nuevo mandato que comienza hay que darle un plazo de tiempo razonable para
poder alabar o criticar su gestión.No es hora de críticas y mucho menos de vaticinios
agoreros.
Personalmente me da más miedo la oposición que el propio gobierno.He visto unas
derechas demasiado crispadas.
Creo que es hora de que ningún partido ya sea de derechas o de izquierdas,se identifique
con la defensa de España en general,de su bandera o de la Monarquía.y esto en nuestro
país es un tópico en el que suele caer la derecha.
Todos somos españoles,cada cual con su ideología,pero nadie debe monopolizar que
representa a la verdadera España o a sus Instituciones.Flaco favor se le hace defendiendo
estas posturas.
Por otro lado no debemos pensar que la trayectoria que se supone que le espera al
gobierno será un camino de rosas.Al contrario,hay demasiados cortafuegos,demasiadas zancadillas esperando y muchos problemas acumulados.Deberá ser cauto y reflexivo para
no errar en sus decisiones.
Vamos,lo que se dice no puede dar tres cuartos al pregonero.
Es hora de reconocer realidades pegadas al terreno,a la gente corriente,humilde pero sin
descuidar ningún estamento de la población si este gobierno quiere ser duradero.
No olvidemos que si no nace con vocación de durar no será tal gobierno.
Así que trabajo y buena suerte.
Angel L.Nieto
Enero 2020

Impactos: 43