Tal y como están las cosas en el Congreso, unos pocos votos pueden determinar el éxito o el fracaso de la moción de investidura de Pedro Sánchez. Podemos afirmar que, dada la tensión política en la Región Leonesa, en las tres provincias que la conforman, y especialmente en la de León, los pocos diputados socialistas tienen en este momento un poder importante. En sus manos está el futuro próximo del gobierno de España y las reivindicaciones regionales leonesas pueden ser esgrimidas de forma tan contundente como las navarras, gallegas, turolenses, vascas o catalanas.

Bastaría que esos diputados emplearan el texto de la pancarta de los años 80 “somos socialistas, pero antes leonesistas” para hacer temblar a todos los líderes políticos del país, que es posible que trataran de contentarles prometiéndoles una autonomía de la Región Leonesa mediante una Ley Orgánica ad hoc. Ya se sabe que los momentos históricos son irrepetibles y no se pueden dejar pasar.

Es el momento para que la voz de la Región Leonesa se oiga en toda España tras décadas de silenciamiento y ocultación, ahora pueden escucharse sus razones, su realidad y sus reivindicaciones de futuro.
Es el momento, señores. Ahora o nunca.

Miguel Ángel Diego Núñez
Autor del libro ‘Regionalismo y regionalistas del siglo XX (una antología)’

Impactos: 81