La presidenta y fundadora de Aerle recibió una mención especial a título póstumo durante la celebración de la IV edición de los Premios Benedicta Rodríguez Álvarez

Durante el homenaje, Cendón exigió que el Centro Nacional de Memoria Histórica tenga su sede en León, en reconocimiento a los orígenes leoneses del presidente que impulsó esta ley, Zapatero, y porque el movimiento de la memoria de esta provincia es uno de los más activos

Juventudes Socialistas de León homenajeó este sábado la figura de quien fue presidenta y fundadora de la Asociación de Estudios sobre la Represión en León (Aerle), Encina Cendón García, con una emotiva mención a título póstumo durante la celebración de la IV edición de los Premios Benedicta Rodríguez Álvarez.
Aerle dio sus primeros pasos en el año 2001 gracias al trabajo de Joaquín González Vecín y la propia Encina Cendón, con un objetivo sustentado en la necesidad de estudiar, analizar y divulgar la realidad política, socioeconómica y cultural de León, particularmente entre los años 1931 y 1975, ya que, por razones biológicas, podría perderse el testimonio de las personas que han vivido y sufrido la represión durante la época franquista.
Los fines de la entidad son los de reivindicar la memoria republicana, rescatar del olvido la memoria de la represión, recopilar y crear un archivo con todos los documentos que puedan contribuir a organizar un patrimonio histórico, organizar actos de desagravio e intentar localizar a las personas que permanecen en montes y cunetas.

Bajo estos mismos pilares, Premios Benedicta Rodríguez Álvarez reconocieron la labor de quienes siguen trabajando para que en España no quede nadie enterrado sin nombre en fosas y cunetas y que se eliminen todos los vestigios fascistas en calles y monumentos.
El secretario general del PSOE en León e hijo de la homenajeada, Javier Alfonso Cendón,

insistió en que la provincia de León tiene el germen del inicio de la memoria histórica, con un movimiento previo a la existencia de la ley por parte de familiares y víctimas de la represión que veían que si no ponían en marcha un organismo para rescatar la memoria, se perderían. Por estas razones, durante el homenaje, Javier Alfonso Cendón exigió que el Centro Nacional de Memoria Histórica tenga su sede en León, en reconocimiento a los

orígenes leoneses del presidente que impulsó esta ley, José Luis Rodríguez Zapatero, y porque el movimiento de la memoria de esta provincia es uno de los más activos.
El acto estuvo arropado por concejales, senadores, diputados y otros parlamentarios socialistas, entre ellos el secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca; el secretario ejecutivo de Memoria Histórica de la CEF-PSOE, Fernando Martínez; y el secretario de Juventudes Socialistas en Castilla y León, Francisco Díaz.

 

Impactos: 30