Durante la entrega de los séptimos Premios “La Posada”, de El Mundo de Castilla y León”, el presidente del Ejecutivo autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, ha afirmado que estos galardones giran en torno a actividades que forman parte de la esencia de la Comunidad y que constituyen los auténticos pilares que sustentan “nuestro mundo rural”. Así, ha asegurado que en esta legislatura la Junta de Castilla y León va a apoyar con fuerza a la industria agroalimentaria, a promover con renovado empuje el turismo cultural, el turismo rural y el español como valor económico.

Castilla y León no se puede entender sin su sector agroalimentario y sin la altísima calidad de sus productos, que se aglutinan en torno a 69 figuras de calidad, más que muchos países europeos. Este sector emplea a 37.000 personas, lo que convierte a la industria agroalimentaria en la tercera de España por volumen y la primera en productividad. Asimismo, el sector turístico de la Comunidad es ya uno de sus principales motores económicos, como demuestra el récord de afiliación a la Seguridad Social en el sector turístico alcanzado en Castilla y León este verano.
Por todo ello, el presidente de la Junta ha animado a seguir apostando por Castilla y León como auténtica “tierra de oportunidades”. Todos los premiados, según ha destacado, ejemplifican esa gran capacidad de generación de empleo, y por tanto de fijar y atraer población especialmente en el medio rural.
Los premiados

Así, Fernández Mañueco ha felicitado a Santiveri (Peñafiel, Valladolid), Premio Empresa Agroalimentaria, una empresa familiar que, sobre la base de la innovación y de la apuesta por una alimentación más sana, genera unos 500 empleos. Y en segundo lugar, a la cooperativa AGROPAL (Palencia), una de las diez mayores de España, que funda en la calidad su fuerte impacto en el empleo: unos 400 trabajadores.

Tras señalar que entre los objetivos de la Junta está el de posicionar la cocina de calidad y la gastronomía como elemento transversal en toda la acción de promoción de los atractivos turísticos de la Comunidad, Fernández Mañueco ha destacado el Premio Restaurante de esta edición, el restaurante El Chivo (Morales de Toro, Zamora), que, con su visión de la buena mesa es ya referencia obligada en nuestra gastronomía.

Igualmente, los magníficos productos agroalimentarios de otros empresarios premiados, como «La Giralda de Castilla» (Valladolid), el foie gras delicatesen de «Malvasía», en Abéjar (Soria), los quesos y yogures de «Quesería Sacramenia» (Segovia) o los productos de Cecinas Nieto (León)

.
Por otro lado, el presidente ha recordado que uno de cada cuatro vinos de calidad que se venden en España es de Castilla y León. Entre ellos, esta noche han resultado galardonada Hacienda Zorita (Valverdón, Salamanca), Premio a la Iniciativa Vitivinícola. Asimismo, ha felicitado a la localidad de Moradillo de Roa (Burgos) y su maravillosa tradición vitivinícola.
También ha resaltado el atractivo desde el punto de vista cultural y turístico de lugares como la «Villa del Libro», Urueña (Valladolid), Premio Iniciativa Turística, estupendo

exponente cultural de la Comunidad, donde el Español se utiliza como un recurso turístico de primer orden; la localidad de Puebla de Sanabria (Zamora), una de las villas medievales más atractivas de España; la de Cebreros (Ávila), cuyo Museo Adolfo Suárez es el mejor recordatorio de la importancia de la Transición; o la propia Salamanca, con su Festival Luz y Vanguardias.
Por último, Fernández Mañueco ha destacado el Premio Trayectoria, para el Equipo Investigador sobre Atapuerca, formado por Juan Luis Arsuaga, José María Bermúdez de Castro y Eudald Carbonell, poseedores de galardones como el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica, o el Premio Castilla y León de Ciencias Sociales y Humanidades.

Impactos: 36