En el primer semestre de este año, el servicio ha tramitado 1.314 expedientes con un tiempo medio de resolución de 57 días

Los servicios de telecomunicaciones siguen siendo los que más dudas y conflictos generan entre los consumidores

La Oficina de Consumo de la Diputación de León tramitó, en la primera mitad del año, 1.314 expedientes, de los que 832 (63%) fueron consultas, 482 (37%) reclamaciones y cuatro quejas. Son algunos de los datos que expusieron a la diputada de Derechos Sociales, Carolina López Arias, desde este servicio de Consumo de la institución provincial durante el encuentro mantenido en las instalaciones del Complejo de San Cayetano, desde donde, según destaca la diputada, realizan “un trabajo de gran importancia y alcance, y de forma muy eficiente” que, sin embargo, no ha recibido, a su juicio, la importancia y visibilidad que se merece.

López Arias quiere destacar que los consumidores de la provincia de León están amparados por este servicio dirigido a los municipios de menos de 20.000 habitantes, que ofrece la resolución de sus dudas vía telefónica o telemática, de forma presencial en el Servicio de Atención Permanente en León (de 10 a 13 horas) y, con el mismo horario, los martes en La Bañeza, los miércoles en Ponferrada y los jueves en Bembibre, además de desplazarse, cuando el problema así lo requiera y previa cita concertada con el ayuntamiento, al

municipio del consumidor. El objetivo es prestar un servicio asequible, eficaz, cómodo y de calidad a la población que reside en los municipios de menos de 20.000 habitantes.
De las consultas atendidas por la Oficina de Consumo de la Diputación en los seis primeros meses de este año, un 26% de las mismas fueron a distancia, un 23% por teléfono y un 3· por correo electrónico. Asimismo, un 10% de los expedientes se iniciaron en La Bañeza,

otro tanto en Bembibre, un 18% en Ponferrada y el 62% restante en el Servicio de Atención Permanente en León.

Impactos: 27