No hay casi ningún partido sencillo en el grupo con el que tiene que lidiar este año el Patatas Hijolusa. Y el de esta jornada no es una excepción. El Arxil llega a León (sábado 2 de noviembre, 20:30 horas) en una buena racha de juego, para examinar la recuperación del Patatas Hijolusa que después de dos derrotas seguidas, consiguió un triunfo en Pozuelo que ahora tratará de revalidar en casa.

El equipo leonés está acusando en el inicio de esta Liga Femenina 2 la irregularidad propia de un equipo completamente nuevo. Esa será su gran desventaja contra el Arxil, un conjunto que mantiene la base de la pasada temporada, bien reforzado con jugadoras importantes en la categoría como la estadounidense Foster o la leonesa, ‘ex’ del Patatas Hijolusa, Natalia López, una de las destacadas de un equipo que destaca por su homogeneidad y por contar con varias jugadoras que aportan en ataque.

El Patatas Hijolusa no pudo contar en el último encuentro con Laura Fernández, a quien recupera para este encuentro, aunque a cambio pierde a la segoviana Elisa Martínez por un esguince de tobillo que le obligará a perderse al menos este encuentro.

Un contratiempo para una plantilla corta, aunque Bea Pacheco cree que la clave será que sean capaces de jugar como pueden hacerlo. “Contra el Arxil la tenemos que intentar encontrar nuestro juego, tener el acierto exterior que nos ha faltado los últimos días y que es lo que nos aporta la tranquilidad necesaria para hacer nuestro juego.

Tenemos que defender más agresivas para poder correr. La defensa contra el Arxil es aún más importante que contra otros porque parar la velocidad de Carla Fernández y María Lago nos acercaría a la victoria contra un equipo que ha competido contra Estudiantes y Celta y que está en un buen momento de juego”.

Impactos: 31