Izquierda unida exige a la Junta de Castilla y León y a los Ayuntamientos de la provincia que reviertan la situación de deterioro de la educación pública y ejerzan sus funciones adecuadamente.

Izquierda Unida Provincial de León advierte a la Junta de las múltiples quejas que por varias vías les han llegado en los últimos meses y pide una mejora en el mantenimiento de los edificios, competencia que en algunos casos pertenece a los Ayuntamientos y en otros a la Junta de Castilla y León. Además, existen múltiples casos de falta de personal y de sustituciones, como es el caso de los conserjes, o de material para las clases, en las que ni siquiera se enciende la calefacción hasta enero. Según Izquierda Unida, “en este sentido nos han llegado quejas del CIFP San Cayetano y también del IES Padre Isla. En éste último centro, las quejas son sobre la calefacción.”, explica la Coordinadora Local de IU León, Carmen Franganillo, “El centro de San Cayetano, donde en el invierno del curso 2018/2019 no se encendió la calefacción hasta el mes de febrero, necesita además una remodelación que la Junta ni siquiera se plantea.”
Según Inés Diago, Portavoz Provincial de Izquierda Unida, “en el colegio de los Adiles, en Villaquilambre, algunas madres y padres denuncian la situación del comedor escolar, cuyo servicio está externalizado, y que según nos han comunicado, un cambio en el horario de recogida de comedor dificulta la conciliación de los padres y madres, eliminando este derecho a las familias a favor de la empresa, y que en todo caso sirve para ahorrar en personal. A pesar de que algunas personas han pedido explicaciones, la empresa culpa al centro o a los monitores y el centro a la empresa, pero en ningún caso nadie ha manifestado la intención de solucionar el problema con el inflexible horario de recogida impuesto.”
“En este mismo centro ya había habido otras quejas sobre el estado de los accesos, y el hecho es que el Ayuntamiento de Villaquilambre, ha dado por buena la obra de ampliación del centro, a pesar de mantener una entrada por una carretera peligrosa, sin urbanizar y en mal estado que es utilizada a diario. Recordemos que es también en Villaquilambre, donde el tan prometido instituto continúa sin construirse ni planificarse a pesar de haber sido moneda de cambio para la formación del gobierno actual, siendo en la actualidad el único municipio de más de 15.000 habitantes en España que no tiene un centro público de educación secundaria.”
Para la Portavoz Provincial, Inés Diago, “es sintomático de la realidad de nuestra provincia el hecho de que el centro de La Puebla, en Ponferrada, primer centro público del Bierzo con sección bilingüe cierre las puertas pese al esfuerzo del profesorado por promover alternativas pedagógicas, condenado por la caída de matrícula hasta convertirlo en los últimos años en un ‘gueto’. La dejadez de la Junta y el trasvase de fondos a los centros concertados están detrás de este cierre y de las carencias del resto.”
“Por si fuera poco” -añade la Coordinadora Local y también candidata de Unidas Podemos al Congreso, Carmen Franganillo-, “en el Instituto de Valencia de Don Juan no hay profesores suficientes para impartir las asignaturas ofertadas por dicho centro y elegidas por su alumnado. La solución por parte del actual equipo directivo y por la Dirección Provincial es eliminar tutorías y materias optativas, en detrimento de la calidad de la educación, del alumnado y de la carga lectiva de las y los docentes.”
Franganillo advierte que en cuanto a la FP, el ciclo que durante diez años ha estado pidiendo el Giner de los Ríos de Higiene Bucodental, junto con el de Laboratorio Clínico y Biomédico, ha sido concedido a un centro privado de Villaobispo, “lo que demuestra que la Junta de Castilla y León continúa apostando por la privatización de la educación, fórmula que no garantiza ni la igualdad en el acceso ni una educación de calidad y que forma parte de las políticas de la Junta que intenta convertir los servicios en un negocio, provocando un deterioro en la provincia evidente, dejando a León en una situación precaria en cuanto a educación pública, lo que favorece aún más la despoblación.”
“Una despoblación que pasa factura como en La Robla donde, tras perder el 10% de habitantes en los últimos 4 años y a pesar de tener el CIFP Virgen del Buen Suceso con un 100% de matrícula, las Cortes rechazaron su integración en la red pública, a pesar de la solicitud de la comunidad educativa y agentes sociales que rogaban a través de esa PNL garantizar así la continuidad formativa, de nuevo en grave peligro por los problemas económicos derivados de la quiebra de la Hullera Vasco Leonesa, y que ni voluntad política o planes de dinamización de municipios mineros parecen querer valorar. La Junta debe convertir en públicos los centros concertados que así lo soliciten o requieran, para garantizar el derecho a la educación en todo el territorio, y más cuando los datos respaldan el éxito formativo y de demanda de sus ciclos”, finaliza Diago.
Para finalizar, Inés Diago y Carmen Franganillo manifiestan que desde Izquierda Unida seguirán luchando por una educación pública de calidad, la reversión de los recortes, la supresión progresiva y pactada de los conciertos y la estabilidad del profesorado, y manifiestan su apuesta decidida por un modelo de educación pública, laica y democrática, como garante del derecho universal a la educación en condiciones de igualdad.

Impactos: 36