Álvarez argumenta que si hay 8 millones de ahorro se empiece a pagar el crédito

Noelia Álvarez asegura que solo en intereses habrá que abonar siete millones de euros mientras se sigue debiendo 60 millones

El Partido Popular de San Andrés del Rabanedo ha votado en contra de la ampliación en diez años del plazo de devolución del crédito de 60 millones de euros que el Ayuntamiento de San Andrés contrajo con el Estado en 2012 para hacer frente a la deuda acumulada por los mandatos socialistas. Una ampliación que supondrá que, mientras no se devuelve el crédito, cada año habrá que pagar 700.000 euros al año en intereses lo que supondrá un nuevo sacrificio para los vecinos de siete millones de euros.


Álvarez aseguró no entender la gestión económica del PSOE que teniendo ocho millones de euros de ahorro, en palabras de la propia alcaldesa, prefiere seguir pagando intereses en lugar de amortizar principal. “Lo que ha hecho hoy el PSOE es hipotecar diez años más de futuro de los ciudadanos del municipio”, argumentó Álvarez. Para Noelia Álvarez es “una irresponsabilidad hablar públicamente de dinero en caja, teniendo a los proveedores que tiene sin cobrar y alargando el problema para los que vengan, que serán los que se tengan que sacrificar”. Para la portavoz popular se trata de una huida hacia adelante trasladando el problema, pero no arreglándolo “santo y seña de la gestión socialista en San Andrés”.

 

La portavoz popular, Noelia Álvarez, recordó que el principio de la solución fue el Plan de Ajuste, necesario e indispensable para encauzar el camino del saneamiento económico en el que hoy está el Ayuntamiento, “con los sacrificios que  vivimos y sin subir impuestos”. Recordó que cuando el PP llegó al Ayuntamiento en el 2011 se encontró con 78 millones de euros de facturas sin pagar guardados en un cajón, por lo que el Plan de Ajuste fue la única solución para reordenar la deuda y pagar a los proveedores que llevaban años sin cobrar.

 

Sin embargo, precisó, que lo que ha hecho el PSOE, con la ayuda de UPL y VOX, es trasladar a los ciudadanos el peso de la responsabilidad de sanear las arcas municipales, con continuas subidas de impuestos, tasas y precios públicos. “Estos son los efectos de una política sin sentido y sin cabeza propia de los genes socialistas y sin un solo sacrificio por parte del equipo de gobierno, que solo hace anuncios grandilocuentes e ilusorios, derivando el problema a los demás”, concluyó la portavoz popular.

 

Impactos: 93